Última actualizaciónMié, 01 Jul 2020 10pm

España | Navarra

Abertzales dan una paliza a un chico en Pamplona por llevar una bandera de España

 abertzales

A plena luz del día, en mitad de la pamplonesa calle Estafeta. Ese ha sido el escenario de la agresión que ha sufrido Santiago un joven estudiante de Medicina de 23 años y natural de Salamanca. El altercado se ha producido mientras disfrutaba de unas cañas y unos pinchos con dos amigos este sábado.

Lo publica el diario El Español.

Al parecer, entre seis y siete jóvenes radicales abertzales, que podrían tener unos 18 o 20 años, se han dirigido a ellos y tras preguntarles por las banderas de España que guardaban bajo el brazo y en el bolsillo, le han arrancado de las manos uno de los emblemas y han acabado propinándole un puñetazo en la cara.

Según han relatado a este medio la víctima y su amigo David, logroñés de 22 años, antes de estos hechos habían acudido a la concentración por la unidad de España celebrada en el Paseo Sarasate de Pamplona. Este acto se ha celebrado la víspera del referéndum independentista de Cataluña y ha sido convocado por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES).

Después de participar en la manifestación que, según datos de la Delegación de Gobierno, ha transcurrido sin incidentes, se han dirigido a un bar de esta concurrida calle, portando, dobladas, sendas banderas de España. Mientras tomaban el aperitivo, explica Doménech, han visto a un joven, vestido con un chaleco, que les miraba "mal".

Sin embargo, ha sido cuando ya se marchaban del local cuando este chico, acompañado de otros cinco o seis compañeros, se ha dirigido a ellos, amenazante. Según ha relatado el agredido, un joven le ha increpado diciendo: "¿Ahora ya no ondeas esa bandera, eh?".

También han pegado patadas a algunos taburetes del establecimiento y uno de ellos le ha impactado levemente en la pierna. Entonces, Santiago ha respondido: "Sí, la tengo aquí". "Ha venido corriendo a quitármela y cuando le he pedido que me la devolviera ha vuelto y me ha dado un puñetazo. Yo me he protegido con las manos".

Por su parte, su amigo ha señalado: "Ha sido a plena luz del día y delante de todo el mundo. Después se han puesto la capucha y se han ido. Nosotros hemos intentado ver para dónde se iban y cuando íbamos a seguirles, algunas personas nos han dicho que no lo hiciéramos. Un hombre se ha ofrecido a dar su testimonio si lo necesitábamos".

La víctima, desde el centro de Salud en el que ha sido atendido de un esguince en la mano, ha explicado que lleva viviendo desde hace seis años en Navarra y que nunca había tenido ningún problema. "La gente es respetuosa".

En primera instancia ha sido atendidos por agentes de Policía Municipal y, tras recibir asistencia sanitaria, se ha dirigido a la comisaría de Policía Nacional de Pamplona para interponer una denuncia contra sus agresores.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.