España | Navarra

333 años de cárcel para el camarero que puso una cámara en el baño de mujeres de su bar

camara-oculta

El Palacio de la Justicia de Pamplona acoge mañana el juicio a un camarero al que la Fiscalía pide 333 años de cárcel por grabar a sus clientas en los baños del bar en el que trabajaba.

La Policía ha identificado a 130 de estas mujeres, 22 de ellas menores, de las que 120 han presentado denuncia.

Se le imputan 98 delitos contra la intimidad, por los que se pide 2 años y medio de cárcel por cada uno, y otros 22 delitos agravados contra la intimidad, con 4 años de prisión en cada caso. En total suman los 33 años. También se le exige una indemnización de 176.000 euros para las víctimas.

Según el escrito provisional, los hechos ocurrieron en un bar de la localidad de Tafalla (Navarra) en el que trabajaba el acusado, de 36 años.

En fecha no determinada, pero en todo caso desde el mes de agosto de 2014 y hasta el mes de enero del año 2015, colocó varias cámara "camuflándolas en un falso enchufe" con la intención de captar imágenes de las clientas en el cuarto de baño.

Las cámaras estaban situadas de tal forma "que enfocaran directamente al inodoro", lo que le permitió obtener "imágenes nítidas de las partes íntimas" de clientas y trabajadoras de todas las edades, incluso en alguna ocasión de algún hombre.

En total, según precisa la Fiscalía, el encausado grabó a 326 mujeres que hicieron uso del cuarto de baño y almacenó las imágenes en distintas carpetas del ordenador del establecimiento, sin que conste que las haya difundido.

Detenido un Policía Nacional por poner una cámara oculta en el vestuario femenino

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.