Torra ordena a los Mossos que no actúen contra los 'antifascistas' para defender a VOX

mossos extrema izquierda

Las cargas de los Mossos d’Esquadra este jueves en Gerona y Terrassa tendrán consecuencias... para la policía. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, le ha dado un ultimátum de cuatro días a su propio conseller Miquel Buch para que haga cambios en la cúpula de Interior. De no producirse esas modificaciones, será el mismo Torra el que tome la decisión, han filtrado fuentes de la Generalitat a TV3. De hecho, según ha trascendido poco después, Torra y Buch se reunirán este mismo domingo para “repensar a fondo los protocolos de actuación”.

Por su parte, Miquel Buch, ha comentado esta mañana en el programa radiofónico ‘El Món a RAC1’ que hay imágenes que demuestran que "algún agente actuó de forma desmedida contra los antifascistas" que querían atacar a los manifestantes de VOX. “Hay imágenes que no corresponden a los principios de proporcionalidad que marca la ley. Las revisaremos y si alguien se extralimitó tomaremos las medidas correspondientes”.

El conseller se ha defendido de los que critican ahora a los Mossos d’Esquadra de haberse convertido en una policía política que defiende “a la extrema derecha”. “Yo soy el primer antifascista del país, pero lo que hicieron los Mossos fue evitar cualquier enfrentamiento físico entre personas”.

“Ayer nos encontramos con una manifestación en Gerona y una antimanifestación que pretendía violentamente atacar los cordones policiales para enfrentarse. La policía tuvo que usar la fuerza para evitar la confrontación”, ha detallado Buch en relación al acto del colectivo Borbonia, con el apoyo de VOX, que pretendieron boicotear grupos de extrema izquierda.

Las cargas en Gerona y Terrassa terminaron con dos manifestantes detenidos y numerosos heridos, entre los que se encuentran algunos agentes de la Brigada Móvil y la diputada de la CUP María Sirvent.

La extrema izquierda intentó linchar a los manifestantes de VOX

Los autodenominados ‘antifascistas’ acudieron a reventar dos actos legales convocados por VOX en defensa de la unidad de España y de la Constitución, el día que se cumplía el 40 aniversario de la Carta Magna.

Milicias organizadas de extrema izquierda se citaron en la zona, sitiaron el lugar donde estaban reunidos e intentaron linchar (literalmente) a los militantes del partido identitario. Los Mossos d’Esquadra cargaron contra los antisistema, provocando un reguero inacabable de incidentes. Hubo detenidos, heridos y se produjo la rotura de numeroso mobiliario urbano.

¿Qué pretende la Generalitat? ¿Que los Mossos d'Esquadra no actúen y dejen que las hordas de extrema izquierda campen a sus anchas y linchen a los simpatizantes de VOX, por el simple y mero hecho de no pensar como ellos? ¿Qué quieren, que haya muertos en las calles... o están llamando a los militantes del partido identitario a defenderse con las mismas armas y proporcionalidad que usan los comunistas? ¿Es esta la libertad que predican los abanderados de la democracia?


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.