Rufián desafía a España: 'Nos vemos en las urnas señor Rajoy'

rufian-congreso

Mariano Rajoy ha tenido una mañana poco habitual. Lejos de afrontar en el Congreso preguntas recurrentes referidas a la economía, la corrupción, las pensiones, el paro..., hoy ha tenido que vérselas con el presidente de EEUU Donald Trump, traído a la Cámara de la mano del portavoz del PSOE, Antonio Hernando, y con el inevitable desafío catalán presentado con profusión de metáforas y símiles por el diputado de ERC, Gabriel Rufián.

El socialista ha asegurado que su grupo se siente "avergonzado" ante la actitud, que considera sumisa, mostrada por Rajoy en su reciente conversación telefónica con el presidente de EEUU. "No estamos orgullosos, más bien nos avergüenza su actuación", ha dicho Hernando para quien el presidente del Gobierno debía haberle dejado claro a Trump que España no aprueba su actuación ni sus primeras medidas al frente de la Casa Blanca. "Cuando las amenazas se convierten en realidad hay que mantener firmeza y mostrar desacuerdo", le ha reprochado el portavoz del PSOE, "y no ponerse al servicio de Trump y su política".

A Rajoy le ha importado poco la crítica. Así lo ha asegurado él mimso porque en su opinión, si los socialistas hubieran estado en La Moncloa habrían hecho "exactamente lo mismo", es decir, intentar mantener la buena relación que existe entre Madrid y Washington como aliados que son. Rajoy ha aclarado que su objetivo es "tener con el presidente Trump las mismas relaciones que con su predecesor, Barack Obama". "Y si entiendo que algo perjudica los intereses de los españoles lo diré y lo defenderé", ha zanjado el presidente.

Gabriel Rufián: 'Nos vemos en las urnas señor Rajoy'

Tras Hernando ha llegado el turno de Rufián quien ha enhebrado una confusa interpelación con la que pretendía lamentar la judicialización de las aspiraciones independentistas catalanas, a su entender plenamente democráticas.

El presidente del Gobierno, que ha mostrado su asombro, ante las palabras metafóricas del diputado catalán, se ha limitado a defender la obligatoriedad de cumplir la ley y advertir de que cuando alguien se sitúa fuera de sus límites, la Justicia actúa "como en todos los países democráticos del mundo. Esto es el abc de la democracia". "Y mejor que así sea: todos sometidos a la ley", ha sentenciado.

Pero a Rufián el imperio de la ley no le convence. Para él se trata de una ley que "permite que se conspire en despachos del Ministerio del Interior, que todos paguemos 'ratos' de relax y asueto a gente muy campechana, que permite que se reciba a pelotazos a gente que llega a nado al país, que impide que se acoga a refugiados, o que persigue a Carme Forcadell". El diputado de ERC ha acabado su discurso con una sentencia: "La democracia es imparable. Nos vemos en las urnas señor Rajoy".

Para el presidente del Gobierno, la intervención de Rufián, ha puesto en evidencia que "en política no hay absurdo imposible". 

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.