Punto final: los independentistas rechazan los Presupuestos y le dan la estocada a Sánchez

pedro sanchez congreso preocupado

"El que tolera el desorden para evitar la guerra, tiene primero el desorden y después la guerra". Maquiavelo.

Quien le iba a decir a Sánchez que precisamente los que le auparon a la Moncloa, en una moción de censura infame para destronar al Gobierno con solo 84 diputados, iban a ser los mismos en darle la estocada.

Las fuerzas independentistas, ERC y PDeCAT, han unido sus votos a los del Partido Popular, Ciudadanos, Coalición Canaria, Foro Asturias y UPN y, en el último momento, los diputados de En Marea (la confluencia gallega de Podemos) para votar en contra y tumbar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Con el NO a las cuentas públicas al Gobierno la legislatura ha quedado sentenciada. La votación contra las cuentas ha arrojado el siguiente resultado: 191 votos a favor de devolverlas frente a 158 que apostaban por su tramitación y una abstención. Solo Podemos y sus socios bilduetarras han votado SÍ a los Presupuestos del PSOE. Quedan retradados.

Las razones de los partidos que han conformado este nuevo bloque de moción contra el Ejecutivo no han sido unánimes. Más bien al contrario, las divergencias entre ellos son muy notables y desde luego, apenas tienen que ver con el contenido del propio proyecto de Presupuestos.

El secesionismo ha optado por rechazar las cuentas y propinar así un golpe letal al Gobierno porque no se han aceptado los dos imposibles que exigía a cambio: negociar el derecho a la autodeterminación, sobrepasando todos los límites constitucionales y conseguir que Pedro Sánchez interfiriera en la acción de la Justicia en favor de los políticos procesados por el 1-O, vulnerando de plano la separación de poderes, la base de toda democracia.

PP y Ciudadanos, por su parte, han votado contra las cuentas porque en sí mismas les parecen negativas para el país y porque su primer deseo es forzar la convocatoria de elecciones generales cuanto antes para intentar sacar de la Moncloa a un presidente al que acusan de aferrarse al poder y negociar con la izquierda populista y "los que quieren romper España".

#EleccionesYa A la espera de una fecha para las generales

Ahora, tras la muerte de los Presupuestos solo resta esperar a que el presidente del Gobierno tire definitivamente la toalla y desvele sus planes inmediatos que, según todos los partidos del arco parlamentario, deberían pasar por la llamada de los españoles a las urnas. Nadie, de hecho, cree que sea posible prolongar una legislatura a base de decretos constreñida por el Presupuesto elaborado por el Gobierno de Mariano Rajoy, aprobadas precisamente apenas 24 horas antes de ser ejecutado por la moción de censura que acabaría desalojándolo del poder. Curiosas paradojas del destino.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.