España | Nacional

Puigdemont resucita a Franco: 'El Estado se sustenta en El Valle de los Caídos'

puigdemont-franco

Carles Puigdemont ya dice abiertamente que España funciona como una dictadura. El presidente de la Generalitat ha vinculado directamente a los poderes del Estado con el franquismo cuando se refirió a la operación del pasado miércoles, en la que se detuvo a varios altos cargos de la Generalitat y se decomisaron papeletas y listas de votantes para el referéndum unilateral del 1 de octubre.

Puigdemont ha recordado que el nombre policial de la acción fue Operación Anubis para añadir: "Ya sabéis que Anubis era el dios de la muerte y de los funerales, el guardián de tumbas. Ya sabemos de qué tumba son guardianes, y no está aquí, está en el Valle de los Caídos".

No ha sido la única alusión a las dictaduras que el president ha hecho en Sant Cugat, en su primer mitin después de esa operación policial, al comportamiento en su opinión dictatorial del Gobierno y las instituciones españolas. También ha dicho que el hecho de que el fiscal cite a declarar a los alcaldes por su apoyo al 1-O es "propio de las dictaduras", y que los cierres de páginas webs vinculadas con esa votación constituyen "prácticas de regímenes totalitarios".

"La gente de Cataluña quiere mucho la democracia, y la gente entiende que el día 1 votaremos si queremos estar en un país que suspende libertades, en el que no se puede discrepar, o un país que podamos hacer de arriba a abajo, sin vicios heredados del franquismo", ha añadido.

Puigdemont también se ha referido a los barcos atracados en Barcelona para acoger a los miembros de los cuerpos de seguridad desplazados. Ha asegurado que el coste del operativo es de "300.000 euros al día", que podrían destinarse "a la gente necesitada".

Además, el presidente de la Generalitat ha prometido que habrá referéndum porque "a cada obstáculo" responderá "con una alternativa". "¿Cómo van a evitar que la gente tenga unas ganas enormes de hacer un proceso constituyente que nos brindará la posibilidad de hacer una Constitución sin que en la habitación de al lado haya ningún militar franquista vigilando qué ponemos?", se ha preguntado.

Pero también ha afirmado que la actual Constitución debería defender a los catalanes, incluso si son independentistas. "Aunque al Gobierno no le guste, la Constitución debería protegernos. Ni siquiera han cumplido con los supuestos que la Constitución prevé. No han tenido ni el coraje de ir al Senado para intervenir las cuentas de la Generalitat, que es lo que prevé el artículo 155", ha asegurado. El 'president' cree que se debe a que le da "vergüenza explicar públicamente que quería suspender la autonomía de Cataluña, y lo han hecho por la puerta de atrás".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.