Podemos exige al Congreso poder decidir dónde enterrar a Franco y a Primo de Rivera

tumba franco

Unidos Podemos va a enmendar la reforma de la Ley de Memoria Histórica que se tramita el Congreso para intentar cerrar la puerta a que los restos de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange, acaben en cualquier espacio público. Ya no solo quieren profanar sus tumbas: ahora también se otorgan el derecho a decidir donde tienen que ser enterrados. Daños colaterales de la libertad que pregona la izquierda.

Así lo proponen en una de las más de 60 enmiendas que van a presentar la reforma de la norma en el Congreso y que impulsó el Gobierno el pasado verano, cuando aprobó el decreto para dar cobertura jurídica a la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, una operación para la que todavía no hay fecha y en la que han surgido numerosas dificultades judiciales, ante el empeño de su familia de trasladar sus restos a la cripta que tienen en la madrileña catedral de la Almudena.

El PSOE también va a presentar enmiendas para evitar que el Generalísimo acabe enterrado en el centro de Madrid y su tumba se convierta en un centro de peregrinaje (¿si tan malo y terrible fue el Régimen de Franco, por qué sospechan que los españoles le van a rendir tantos homenajes?).

Pero Unidos Podemos va todavía más allá y en sus enmiendas plantea que Franco y Primo de Rivera sean ubicados en un emplazamiento de "carácter privado". Eso sí, los dictadores como Lenin, Stalin, Castro o Chávez tienen un mausoleo dedicado. Esos sí que eran demócratas.

En este sentido, quieren que la Ley de Memoria Histórica deje claro que los restos de ambos no podrán depositarse "en ningún caso en espacios de uso público o en lugares que por su singular ubicación, construcción o interés turístico puedan convertir el emplazamiento en lugar de conmemoración, homenaje o enaltecimiento de la dictadura, sus dirigentes o el fascismo". Una Ley hecha a medida contra dos personas.

Exhumar a las víctimas de la cripta

Estos actos quedarán, en todo caso prohibidos en la nueva ubicación y, si los familiares no eligen un lugar conforme a lo marcado por la norma, será el Gobierno el que elija el sitio para la reinhumación. Además, especifican en sus enmiendas que tanto la exhumación como la reinhumación deberán hacerse en la intimidad familiar, sin honores fúnebres militares o celebración de ningún tipo de acto oficial o de carácter político.

Unidos Podemos plantea también que se atiendan todas las reclamaciones y peticiones de exhumación de los familiares de las víctimas cuyos restos mortales se encuentran en la cripta de la basílica. Una comisión científico técnica deberá estudiar el estado de los restos que hay y decidir qué forma se le da al futuro emplazamiento de los mismos respetando la aconfesionalidad del Estado y al conjunto de confesiones religiosas sin que ninguna tenga preeminencia sobre otra.

En el capítulo de sanciones Unidos Podemos quiere ampliar las de carácter muy grave para incluir expresamente como tal el incumplimiento de la obligación de exhumar a Franco y Primo de Rivera en las condiciones que ellos defienden, así como "permitir en locales o espacios públicos o privados abiertos al público actos tendentes a justificar los crímenes de la dictadura franquista, a sus responsables o se incite a la violencia y hostilidad contra las víctimas o colectivos vulnerables por cuestión de género, ideología, orientación sexual, origen étnico y nacional". La imposición de estas sanciones, además de multas, pueden acarrear el cierre o clausura de esos locales. 

Si la Ley no les gusta, se la hacen a medida. Esta es la democracia de los comunistas. Pero recuerda: si no haces lo que ellos dicen, el fascista y el intolerante, eres tú.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.