• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Una sentencia para la Historia
        Lunes, 17 Junio 2019
        La Justicia escrita con mayúscula es ciega y su balanza y su espada simbolizan su búsqueda del equilibrio perfecto...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        A Torra le van también las pistolitas
        Viernes, 14 Junio 2019
        El golpe separatista cada vez se parece más al guion de una serie interminable comparable a la saga de Alfred...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        No estuvieron en el homenaje a los Ertzainas asesinados porque carecen de discurso moral
        Lunes, 17 Junio 2019
        Conocí personalmente a Joseba Goikoetxea y a Genaro García Andoain. Fueron dos jelkides afiliados en la organización...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        ADÑ en la calle por la Unidad de España
        Martes, 12 Febrero 2019
        De los innumerables asuntos que hacen insufrible la situación de la España actual, el de la desmembración de la...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        La Cenicienta separatista
        Domingo, 16 Junio 2019
        El juicio a los líderes del golpe separatista de octubre de 2017 ha llegado a su fin. Esperamos la sentencia y, sea...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        ¿Quién tira los plásticos al mar?
        Domingo, 09 Junio 2019
        Evidentemente no pretendo defender la contaminación medioambiental solo desmontar todas las mentiras en torno a la...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Periodismo de investigación o periodismo de filtración
        Martes, 11 Junio 2019
        Acaban de dar un premio al denominado periodista Javier Chicote, por sus reportajes en el diario monárquico ABC.
      • Patricia Muñoz

        Patricia Muñoz

        
        IMAGE
        Patricia Muñoz
        Lucha en Cataluña: nacionalistas vs patriotas catalanes
        Martes, 18 Junio 2019
        El documento ideado por Jordi Pujol, la Agenda 2000, fue creado para desterrar el sentimiento español en las escuelas...
      • Patricia Sanz

        Patricia Sanz

        
        IMAGE
        Patricia Sanz
        Madrid, Madrid, Madrid
        Lunes, 17 Junio 2019
        Las aguas del Manzanares corren bien revueltas. La villa en la que pensaba el mexicano Agustín Lara experimenta el...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Ludopatía y psicopatía no son excluyentes
        Lunes, 17 Junio 2019
        Se habla mucho, acaso demasiado, en las televisiones de la joven drogaba con burundanga a su padre, abuelo, hermana...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Una 'memocracia' que es el timo de la estampita
        Lunes, 17 Junio 2019
        El resultado electoral me ha confirmado que los votantes somos meros comparsas, convidados de piedra o, si lo...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

España | Nacional

'Me gasté 40.000 euros de la SGAE en putas'

pedro-farre

"Me llamo Pedro Farré, fui alto directivo de SGAE y aunque ahora estoy promocionando mi libro Cazado (Planeta), esta noche tengo que ir a dormir a la cárcel de Alcalá Meco. Conseguí el tercer grado el miércoles pasado, después de comerme año y un mes dentro -comerme, como dicen allí-. Me condenaron por apropiación indebida a dos años y medio.

Pagué casi 40.000 euros en burdeles con la tarjeta corporativa de SGAE. Algunos de esos gastos fueron de representación, aprobados por mis jefes. Cometí errores y pago por ellos. Yo nunca he dicho si iba con alguien a esos burdeles o con quién iba, nunca me voy a defender culpando a otros, pero todo el mundo sabe que las empresas terminan muchas cenas en esos lugares. Es el lubricante social para las relaciones. En España y en todos los países de nuestro entorno.

Ya dije en el juicio que me parece igual de pornográfico que ir a un sitio con señoritas desnudas invitar a 12 periodistas a una cena de 3.000 euros con cargo a SGAE. Yo lo hice. En Bruselas. Invité a todos los delegados de los grandes medios españoles y a algún eurodiputado. Les llevé donde me dijeron que había que hacerlo. Al restaurante más caro. España es hipócrita y cainita y se me ha condenado por lo primero, pero lo segundo me parece igual de mal. Hice muchas de esas. Mi trabajo era desayunar, comer y cenar con gente, y me culpo de no haber dicho 'no' cuando debía. O de no haber buscado un restaurante más barato.

La cárcel es un lugar durísimo. Es muy cruel el que diga que es un hotel de cinco estrellas. Hay una parte física terrible. El frío. Que no siempre hay agua caliente en las duchas. Que la cama es incómoda. Que estás 14 horas en una celda de metro y medio por cuatro. Que ahí viven dos personas. Te duele la espalda, te duelen las rodillas, todo eso tiene consecuencias físicas. Acabas haciendo yoga, meditación, lo que sea.

Al final del primer mes no me podía mover. Otra parte dolorosa es la emocional, cuando te cuentan por qué está éste, por qué el otro... Llega un momento en que dices: 'No quiero saber más'. Dices: 'Yo miro a los ojos a la persona, confío en ella o no, pero no quiero saber más...'. Escuchas las historias de la gente y duele, pero también te humaniza.

Sobrevives también ayudando a los demás. Allí hay gente muy necesitada. Les haces recursos y papeles. Algunos no saben leer ni escribir. Les lees las cartas, se las escribes. Así pasan las horas y los días y los meses. Ahora todos los amigos me llaman con el 'enhorabuena', pero estoy fuera de juego. Tener que coger todos los días la maleta y volver a Alcalá Meco se hace... Complicado.

El libro nace de la necesidad de explicarme a mí mismo los hechos, no es un libro de revelaciones. Nunca he querido tirar de la manta, sino retratar la atmósfera de un país, dinámicas no sólo de SGAE. Un país al que se le ha ido la olla, donde había mucho dinero y se miraba sin el escrúpulo con el que ahora se mira. Es un libro en el que se habla mucho de conspiraciones .Casi nadie cree en ellas, pero los que las hemos vivido sabemos que existen. Que son inherentes al poder, que existen desde que existe el poder.

SGAE fracasó en la lucha antipiratería al poner demasiado el acento en la palabra 'lucha'. Yo fui jefe de eso dos años, y se cargó demasiado de juicios penales, operaciones policiales, de criminalización. Creo que tenía que hacerse, pero pusimos demasiado el acento en ello. El canon por copia privada fue legítimo, pero otro error estratégico. Sumamos un enemigo a todos los que teníamos: la industria tecnológica. Y a SGAE no le cabía un enemigo más. Se ganó la batalla legislativa, pero el deterioro de la imagen fue tan enorme que SGAE, aunque recaudaba entonces 500 millones al año, no podía salir viva. Otro error fue comprar teatros. Aquello nos posicionó como actor industrial, que no era el papel de SGAE, como cuando la ONCE se metió en Telecinco. Fue por el colocón generalizado, nos creímos la leche. Había ese clima, en este país, de que valía todo.

No sé nada de Teddy Bautista. Me llamó unos meses antes de entrar en prisión. Quería verme, pero le dije que le agradecía la llamada y el interés, pero que quería cortar con SGAE. No dejábamos de meternos en charcos, y eso tenía mucho que ver con la personalidad de Teddy, con esa voracidad, y también es verdad que con los directivos que no decíamos las suficientes veces 'no'. Este país también es víctima de la cobardía.

Estoy a punto de la mitad de la condena, en abril entro en condicional. No diré que mi condena es injusta porque la justicia ya no sé lo que es. Sí me parece muy desproporcionada. Con dignidad entré y con dignidad salgo. Soy abogado, fui profesor de Derecho Constitucional y estuve en SGAE de 2002 a 2009, pero quizás me aleje del mundo de las empresas. ¿Que si me voy a meter a cura? Jaja... No, pero quizás sí usar todo este sufrimiento para ayudar a gente que atraviese situaciones así. Asesorar a personas que lo pasen mal. Un amigo me decía el otro día que los de las black deben de estar deseando que alguien les aconseje... Lo haría, pero cobrando algo, claro. Tengo que intentar salir adelante".

Cuatro años de prisión para el directivo de la SGAE que gastó 40.000 euros públicos en putas

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.