España | Nacional

Más de un millón de personas tiñen Barcelona de banderas de España contra la independencia

recuperem-el-seny-esp-cat

La mayoría silenciosa ha dicho basta. Un millón de personas, según cifras de los organizadores, ha teñido las calles de Barcelona de banderas rojigualdas y senyeres catalanas a favor de la unidad de España. Una movilización histórica.

Bajo el lema "Recuperem el seny", la manifestación, convocada por la entidad Societat Civil Catalana, ha discurrido desde la plaza de Urquinaona hasta el Pla de Palau y la estación de Francia. La marcha, que ha transcurrido sin incidentes y en un ambiente festivo, ha culminado con emocionados discursos del premio Nobel de literaltura, Mario Vargas Llosa, o el exministro y expresidente del Parlamento Europeo, el catalán Josep Borrell.

La de hoy ha sido la mayor movilización política organizada nunca por los no independentistas de Cataluña, que han colapsado todo el centro de la ciudad.

Las calles de la capital catalana se han teñido con los colores de senyeras y banderas rojigualdas, ondeando al cielo al compás de miles de corazones, latiendo al unísono contra el independentismo y a favor de la unidad de España. Histórico. Lo nunca visto en la ciudad condal.

El desafío secesionista ha logrado exactamente el efecto contrario: hacer rebrotar el patriotismo y que las banderas y el Himno Nacional vuelvan a sonar en todos y cada uno de los rincones de nuestro país. Ya nada volverá a ser como antes tras el órdago del referéndum de autodeterminación de la Generalitat.

Gracias Puigdemont, contigo empezó todo.

Baile de cifras: de 1 millón de personas a 350.000

Como siempre, baile de cifras. Los organizadores han asegurado que han desfilado por la capital catalana más de un millón de personas. Fuentes de la Policía Nacional, han estimado la asistencia en 500.000. La Guàrdia Urbana de Barcelona lo ha cifrado en 350.000. Y los medios afines a la Generalitat, como TV3, no se han aventurado a dar cifras, y solo han hablado de "cientos de miles de asistentes". 

El manifiesto de Societat Civil Catalana (SCC) leído al término de la manifestación ha pedido acabar con la "marginación" que sufren desde hace años los catalanes no nacionalistas, así como con la "confrontación", la "confusión" y el "dolor" que vive la población de Cataluña, fragmentada por el procés. "Ningún actor político debe obviar que los catalanes no nacionalistas formamos parte del paisaje y que somos también sociedad catalana. Se acabó la marginación, tenemos derecho a ser escuchados y a ser tenidos en cuenta", ha proclamado.

El premio Nobel Mario Vargas Llosa ha cargado en un emocionado discurso contra la "pasión nacionalista", ha tildado de "golpistas" a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Carme Forcadell, y ha proclamado que "la conjura independentista no destruirá 500 años de historia" de unidad de España ni la convertirá en un país "tercermundista". 

"El nacionalismo ha llenado la historia de Europa, del mundo y de España de guerra, sangre y cadáveres".

Borrell: 'Los no nacionalistas somos tan catalanes como ellos'

El exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo, el catalán Josep Borrell ha hecho el discurso central de la manifestación, avisando que "vivimos momentos casi dramáticos de la historia de este país" para izar y reivindicar como signo de identidad y libertad la bandera de Europa "esta es nuestra estelada", entre los aplausos de los asistentes.

Borrell ha lanzado una crítica directa a las empresas y bancos que estos días han anunciado su cambio de sede social y están huyendo en desbandada de Cataluña, ahora que temen una declaración de independencia unilateral: "¿No lo podíais haber dicho antes?". "Todo lo que dijisteis en privado ¿por qué no lo decíais en público?", les ha preguntado durante su parlamento.

"Hasta ahora no se nos ha visto ni oído. Por esto es necesario un control democrático de los medios de comunicación públicos, que son una vergüenza democrática", ha afirmado, en una clara alusión a TV3 y sus medios satélites, financiados con subvenciones públicas de la Generalitat.

"La convivencia está rota en este país. Tenemos que rehacer esta convivencia y defender el pluralismo político", ha pedido, antes de defender entre una atronadora ovación que "los no nacionalistas somos tan ciudadanos de Cataluña como ellos".

La mayoria silenciosa llena Barcelona de banderas de España 

Ondeando miles de banderas españolas, los manifestantes han copado el centro de la ciudad. La dirección del Partido Popular se ha volcado en la marcha al asistir algunos de sus principales líderes y dirigentes, entre ellos, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat y la secretaria de Estudios y Programas y diputada en el Parlament de Cataluña, Andrea Levy.

La cúpula de Ciudadanos, con Albert Rivera e Inés Arrimadas, se han situado en la cabecera de la manifestación. El Partit dels Socialistes (PSC), que nunca ha secundado marchas de Societat Civil, ha llamado esta vez a manifestarse sin sumarse formalmente al acto. 

Xavier García Albiol, presidente del PP en Cataluña, y uno de los más activos en redes sociales, ha estado encabezando la manifestación, con una gran bandera de España. Para el diputado popular, en los últimos 20 años ha habido dos momentos históricos en los que los ciudadanos han salido calle. La primera, ha dicho, tras el asesinaot por ETA de Miguel Ángel Blanco, y la segunda para defender la unidad nacional.

Nada volverá a ser igual en nuestro país después del desafío independentista de Cataluña. Empieza una nueva etapa en la historia de España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.