Marchas multitudinarias en todo el país a favor de la unidad de España

 colon

La patria no se negocia. 150.000 personas, según los organizadores y 50.000 según la Delegación del Gobierno, se han concentrado este sábado en la plaza de Colón, el centro de Madrid, por la unidad de España. Convocados por la Fundación Denaes, a la marcha se han adherido medio centenar de organizaciones civiles.

Los manifestantes han llegado desde diversos puntos de la geografía española para unir sus voces contra la independencia de Cataluña. La explanada donde se ha celebrado el acto ha sido un mar de banderas rojigualdas. Se han lanzado vivas al rey Felipe VI, pero la mayoría de los cánticos han ido dirigidos contra el presidente de la Generalitat.

"No nos engañan, Cataluña es España" y "Somos patriotas, no fachas", gritaban los congregados. Mientras, un joven entregaba a quienes llegaban unas cartulinas con fotos de Carles Puigdemunt, Carmen Forcadell, Oriol Junqueras y el jefe de los Mossos con el lema: "Los golpistas a la cárcel". La música y los himnos han amenizado el acto.

Entre los asistentes se encontraba Pablo Casado, secretario de Comunicación del PP, que ha asegurado que con esta concentración harán sentir el respaldo de todo el país a los catalanes que "tienen miedo a los insultos de los independentistas". "Los separatistas están destrozando la convivencia de Cataluña", ha subrayado. A pocos metros, un grupo de manifestantes desplegaba una bandera de España gigante.

Mucha gente no ha podido pasar a la plaza de Colón y se ha quedado siguiendo el acto en las inmediaciones, el paseo de la Castellana y la calle de Génova. Los asistentes han bailado el Viva España de Manolo Escobar y entonado repetidos vivas a España

A las 12.20 ha comenzado a hablar el primero de los encargados de leer el manifiesto, Francisco Cajas, presidente de la asociación Convivencia Cívica Ciudadana de Barcelona. "Soy uno de los muchos catalanes que tiene que venir a Madrid para recuperar su voz". ha proclamado entre aplausos. Luego ha pedido la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y que no se dialogue con "golpistas". Ha sido vitoreado con estruendo por los asistentes.

"Los catalanes han sido abandonados"

La organización del acto había dispuesto autocares desde diversos puntos de España, como Jaén, Almería, Alicante, Huesca y Logroño. Se ha leído una carta de José Antonio Ortega Lara y la nieta de Jesús Velasco, asesinado por ETA, ha dirigido unas palabras al público. Después se realizó una suelta de mil globos blancos, uno por cada víctima. El periodista Juan José Esparza ha destacado que es el amor a Cataluña lo que ha unido a tantas personas. "Una España sin Cataluña es otra cosa", ha insistido. Le ha interrumpido un grupo de jóvenes preguntándose dónde estaba Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid

El último en intervenir en el acto ha sido Santiago Abascal, presidente de Vox, que ha subrayado los "días difíciles" que vive España. Muchos asistentes le han vitoreado al grito de presidente, presidente. "Hemos visto indignados la impunidad con la que los nacionalistas han roto España. Los catalanes de bien han sido abandonados. España no se vota, ni se discute, ni se vende", ha dicho Abascal. El acto ha finalizado poco antes de las 14.00, tras sonar el himno nacional y un grito unánime: "Yo soy español, español".

La Fundación Denaes ya convocó concentraciones ante los Ayuntamientos de toda España el 30 de septiembre, un día antes del referéndum ilegal en Cataluña. De esa manera reivindicaban la unidad de España y la legalidad de la Constitución. Según los organizadores, en Madrid acudieron 50.000 personas, la mayoría enarbolando banderas nacionales y coreando lemas contra el separatismo. 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.