España | Nacional

Los padres de Nadia gastaron en lujos 600.000 euros recaudados para su hija

padre-nadia

Los padres de Nadia, la niña enferma cuyos progenitores están imputados por estafa en relación a la recaudación de dinero para su causa, habrían gastado 600.000 euros en fines ajenos a la enfermedad de la pequeña, según las primeras investigaciones de los Mossos d'Esquadra.

En un comunicado, los Mossos d'Esquadra han explicado hoy que detuvieron al padre de Nadia después de que se diera a la fuga de un control policial en la Cerdanya. Según han explicado, el hombre intentó esquivar el control que habían activado los agentes en el entorno de la Seu d'Urgell para prevenir un eventual riesgo de huida del sospechoso.

Al ser detenido, Fernando Blanco, de 52 años, llevaba 1.450 euros en efectivo, dos relojes y diversos dispositivos electrónicos de alta gama, así como una pistola de fogueo y cartuchos de rifle.

El juez de la Seu d'Urgell ha interrogado al padre durante unas dos horas por el delito de estafa que le imputa en relación a la recaudación de dinero para supuestamente curar la enfermedad de su hija Nadia.

Mientras tanto, según han informado a Efe fuentes judiciales, el fiscal ha solicitado al titular del juzgado de instrucción número 1 de la Seu d'Urgell que acuerde como medida cautelar la prisión provisional sin fianza para el padre de Nadia, al apreciar que existen indicios de un delito grave de estafa y ante el riesgo de fuga y de destrucción de pruebas.

El juez está ahora pendiente de resolver sobre la petición del fiscal, lo que abordará una vez que haya finalizado la declaración de la madre, Marga Grau.

Indicios de delito

Desde que en 2008 los padres iniciaron una campaña para lograr donativos para el tratamiento médico de su hija, la familia había logrado reunir 918.000 euros en donaciones que se tenían que destinar a intervenciones médicas de envergadura que, finalmente, no se habrían llevado a cabo, según los Mossos.

De esta cantidad, según un informe que los Mossos d'Esquadra han entregado al juez, los padres han gastado cerca de 600.000 euros en fines distintos a los donativos, según se desprende de sus movimientos bancarios, con una gran cantidad de reintegros y gastos que no tienen ninguna relación con el tratamiento médico de la menor.

Como ejemplo, la asociación creada para recaudar fondos para la menor pagaba el alquiler de la casa donde residía la familia, en Fígols i Organyà (Lleida), con un coste anual de 9.800 euros, y también había hecho un pago a una empresa de automoción por valor de 24.500 euros, entre otros.

En el registro en el domicilio de la familia los Mossos encontraron el pasado miércoles por la noche 1.845 euros en efectivo, 32 relojes de gama alta valorados en 50.000 euros, una estilográfica, un ordenador, tres tabletas electrónicas y tres teléfonos móviles, todos de gama alta, así como marihuana.

El padre de Nadia reconoce que se inventó 'parte de la historia' de la enfermedad de su hija

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.