Los Mossos le dan la razón a Mediterráneo Digital: hay brote de sarna entre los inmigrantes

inmigrantes sarna

El Sindicat de Mossos d'Esquadra (SME) emitió este martes un comunicado en el que reclama a los mandos del cuerpo que se den las "órdenes oportunas" para "desinfectar" todas las áreas, vehículos y espacios en las que durante las últimas semanas ha habido menores inmigrantes no acompañados. La organización exige además que se aplique de oficio el plan de riesgos biológicos como la sarna.

El SME recuerda en su nota de prensa las condiciones que favorecen la aparición y la propagación de la sarna y explica los síntomas principales. También aconsejan no mezclar la ropa de trabajo con la de calle y lavarla con agua a 60 grados.

Dicha recomendación llega después de que en los últimos días varios refugiados hayan tenido que dormir en comisarías de los mossos y la guardia urbana debido al colapso de los servicios de atención habituales.

El mismo texto recuerda que la sarna se extiende rápidamente con el contacto y que las irritaciones provocadas por la misma enfermedad llegan acompañadas de pequeños granos y escozor en los pliegues de los dedos y la piel, muñecas, codos y rodillas, entre otros.

También explica que los síntomas pueden aparecer al cabo de un mes y recomienda ir al médico, así como no guardar o mezclar la ropa de trabajo con la de la calle, y lavarla en agua caliente. El SME también ha alertado de que la infección se propaga con facilidad en aquellos que viven en el mismo lugar que el infectado y que la vida del ácaro de la sarna puede vivir fuera de la persona entre dos y tres días.

Los Mossos le dan la razón a MEDITERRÁNEO DIGITAL

Con su comunicado oficial, la policía catalana confirma así la información publicada por MEDITERRÁNEO DIGITAL, en la que alertaba del brote de sarna entre muchos de los inmigrantes que han llegado este verano a las costas españolas y que ya campan a sus anchas por todo nuestro territorio nacional.

La alarma sanitaria, como no, fue desmentida por los cazadores de 'fake news' que tanto le gustan a la izquierda, los nuevos dueños del código del periodismo y las buenas maneras. Hasta que el mundo real, por enésima vez, los ha vuelto a despertar de sus sueños de buenismo extremo y algodón de azúcar. Aunque los 'pijoprogres' no lo entiendan, hay vida más allá de la universidad privada y el viaje de Erasmus que les pagó su papá.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.