Los 'antifascistas' de Madrid atacan la sede de Democracia Nacional... y se equivocan de nave

 democracia-nacional-carlos-palomino

El pasado sábado 11 de noviembre, se cumplieron 10 años del asesinato de Carlos Palomino, un militante de extrema izquierda que murió de una puñalada a manos de otro joven, Josué Estébanez.

El 11N de 2007, el partido Democracia Nacional había convocado una manifestación contra la inmigración en Madrid. Diversas plataformas de extrema izquierda, intentaron boicotear la marcha organizando para ese mismo día una contramanifestación "contra el fascismo, el racismo y la xenofobia".

Josué Estébanez, soldado profesional, tenía previsto acudir a la concentración de DN, aunque en el juicio afirmó que iba con su familia. El militar portaba una camiseta en la que se podía leer 'Three Stroke', un lema asociado habitualmente a los movimientos neonazis.

En el vagón del metro donde viajaba Estébanez, subieron varios manifestantes antisistema, muchos de ellos pertenecientes a la ilegalizadas Brigadas Antifascistas (BAF).

Carlos Palomino, que iba camino de la contramanifestación para reventar la marcha de Democracia Nacional, reprochó de malos modos a Estébanez la sudadera que llevaba puesta.

La discusión fue subiendo de revoluciones, los ultras de izquierdas, sabiéndose superiores en número, increparon repetidamente al joven patriota. Cuando estaba rodeado por los ultras, y viendo amenazada su integridad personal, le clavó una navaja en el tórax y le echó del vagón, causándole la muerte de un solo impacto.

Carlos Palomino: antisistema radical, violento y conflictivo

Carlos Palomino era un joven de extrema izquierda que vivía en el barrio de Vallecas. Mantenía un blog, que fue borrado durante el proceso judicial contra su asesino, en el que colgaba fotos e información de sus andanzas en su afán por "limpiar Madrid de fascistas".

En esa web difundía también fotografías suyas en actitudes poco recomendables, haciendo pintadas, bajo los efectos de sustancias estupefacientes o en actitudes agresivas. También recopilaba cuanta propaganda amenazante encontraba. Utilizaba internet para difundir sus grandes hazañas.

No solamente eso, informes policiales que fueron desvelados tras su asesinato le situaban como posible participante en varias agresiones, siempre en grupos numerosos, contra víctimas solitarias o poco acompañadas.

Tras dos años de procesos judiciales, la Audiencia Provincial de Madrid condenó finalmente a Josué Estébanez a 26 años de cárcel.

Manifestación el 11N2017 a favor de Carlos Palomino

Este fin de semana, varias organizaciones antifascistas habían convocado diversos actos de recuerdo en Madrid en memoria del fallecido Carlos Palomino, al que han convertido en un verdadero martir de la causa y la lucha 'contra el fascismo'.

Un grupo de radicales se desplazaron de madrugada hasta la sede de Democracia Nacional en Alcalá de Henares, que destrozaron y pintaron con lemas como 'Asesinos' o 'Carlos vive'. Ellos mismos se encargaron de difundir su hazaña por las redes sociales.

Lo curioso de todo esto, es que los antifascistas se equivocaron de sitio y acudieron en masa a atacar una nave que lleva casi una década abandonada. Seguro que al dueño no le hará mucha gracia.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.