Las mujeres de VOX se rebelan contra las feminazis: 'No hables en mi nombre'

vox nohablesenminombre

Ya era hora. VOX ha puesto el foco en uno de los problemas que más indignan y preocupan a la sociedad actual y que los partidos políticos, por intereses económicos, por formar parte del ‘lobby’ de la dictadura del totalitarismo ideológico o por simple cobardía, omitían por decreto: la Ley de Violencia de Género.

Una legislación impuesta por la izquierda que señala y pone el foco, directamente, sobre la mitad de la población como potenciales sospechosos habituales. Una fábrica de denuncias falsas financiada a base de subvención y dinero público que invierte la propia prueba de carga, base fundamental del derecho y del Código Penal en todo sistema democrático: cualquier hombre denunciado es culpable hasta que no se demuestre lo contrario. Absolutamente demencial.

En la grabación, de algo más de un minuto de duración, caras conocidas de la formación como Lourdes Monasterio, ex diputada del PP que abandonó el partido en la etapa de Rajoy por el incumplimiento de sus promesas electorales, o Rocío Monasterio, la responsable de Asuntos Sociales de VOX, piden “una ley que proteja a mis hijas, pero también a mis hijos”. “Que no se criminalice a mi pareja por ser hombre”.

En el vídeo, junto a reivindicaciones como una ley que proteja al más débil, se mezclan fragmentos de una manifestación feminista en la que se escucha gritar consignas habituales como “¡Ante la duda, tú la viuda!”, que incita directamente a las mujeres a matar a sus maridos.

El montaje mezcla con agilidad las imágenes con buena parte de los discursos de las diputadas de Podemos Beatriz Gimeno e Irene Montero. La primera llega a afirmar que “para la mayor parte de las mujeres del mundo su casa es su cárcel” (imaginamos que hablará por ella) mientras que la portavoza comunista, y pareja sentimental de Pablo Iglesias, defiende que se derogue la prisión permanente revisable, lo que dejaría automáticamente en la calle a criminales, asesinos o violadores en serie como Bernardo Montoya, el Cuco, el Chicle o el mismísimo José Breton. Las mujeres de VOX no tienen dudas y responden: “queremos que los criminales sexuales reincidentes no salgan de la cárcel”.

Rocío Monasterio reivindica y dice en voz alta lo que muchas piensan, pero callan: se niegan a aceptar el “burka ideológico” que tratan de imponer desde el feminismo. O haces lo que yo digo, o no eres ni mujer.

La grabación termina con la jefa de VOX mirando a cámara y afirmando: “Tenemos nuestra propia voz. No hables en mi nombre”. No hace falta añadir nada más. Eternamente gracias.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.