La CUP dará la nacionalidad catalana a todos los refugiados del mundo

cup-refugiados

A pesar de la infinita distancia ideológica que le separa, Salvador Dalí estaría orgulloso del programa de la CUP para las elecciones del 21 de diciembre: es surrealismo puro.

La formación antisistema, en su propuesta para la nueva 'República Catalana', incluye y dedica también un capítulo en el que establece los puntos sobre cómo sería su nuevo modelo de país. Entre ellos, destacan los anarquistas que quieren un Estado antirracista. "Los Países Catalanes, somos sur geopolítico de Europa y nación oprimida de España, pero también formamos parte del mundo global con un pasado de colonial de Europa", comienzan relatando.

"Nacionalidad para todos los que viven en Cataluña"

Sus propuestas ya se perfilan con la siguiente frase, "la residencia debe ser el único requisito para disfrutar de la ciudadanía plena". Por ello, la CUP quiere derogar la ley de extranjería y "desplegar una ley de ciudadanía republicana que reconozca a todas las personas que viven en Cataluña para que adquieran automáticamente la ciudadanía catalana y por tanto, disfruten de una ciudadanía legal y plena", es decir, papeles para todos.

Así lo ratifican en su siguiente punto, "papeles de residencia sin necesidad de disfrutar de un contrato laboral para todas las personas que viven en Cataluña". Además, también quieren "eliminar aquellas medidas que estigmatizan desde las administraciones públicas a la población que es identificada como musulmana".

El Tribunal antirracista de la CUP

Para lograrlo, el partido antisistema quiere crear unas leyes que permitan sancionar todo lo que ellos consideren racista o discriminatorio. Desde personas hasta empresas que no contraten a sus trabajadores por motivos de nacionalidad o procedencia.

Por otro lado, quieren cerrar el CIE de la Zona Franca y "establecer medidas que prohíban las identificaciones por motivos étnicos por parte de los cuerpos de seguridad de Cataluña".

Todos los refugiados, a Cataluña

También buscarán la aprobación de medidas públicas de apoyo a los refugiados. Para hacer esto posible, concederán un "visado humanitario, inmediatamente, para las personas refugiadas desde todas las oficinas de la Generalitat en el exterior y desde las futuras embajadas de la República".

Finalmente, también impulsarán un proceso de memoria y reparación "histórica sobre el colonialismo catalán".

Con todo eso, el partido radical de izquierdas quiere acabar con las "políticas europeas migratorias, basadas en la persecución, identificación, privación de libertad y deportación".


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.