España | Nacional

Investigan los insultos a Carmena en el chat de la Policía Municipal de Madrid

carmena-chat

Un juzgado de Madrid investiga los insultos y amenazas vertidos contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en un chat integrado por un centenar de policías municipales de la capital, cuyo contenido fue desvelado por un agente que consideró que podrían constituir un delito de odio. El Ayuntamiento ha asegurado que esperará a que haya una decisión judicial al respecto antes de tomar posibles medidas contra los agentes involucrados.

El Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid investiga el contenido del chat en el que un centenar de policías llaman a Carmena "vejestorio despreciable", entre otros insultos, según ha publicado este lunes eldiario.es y han confirmado a Efe fuentes municipales. En los mensajes, también dicen: "Lo que es terrible es que ella no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros".

"Que se muera la zorra vieja ya" es otro de los comentaros escritos en el chat, integrado por más de cien agentes municipales del turno de noche en el que también se critica y amenaza a La Sexta y a la periodista Ana Pastor.

En concreto, los agentes envían unas declaraciones de la señora de Ferreras sobre los atentados de Cataluña, lo que agita a media docena de policías, que llegan a desear que "ojalá explote La Sexta con todos ellos dentro y que ese día esté también Pablo Iglesias y Rufián"

Carmena busca musulmanes, negros y gitanos para la nueva Policía Local multicultural de Madrid

Fuentes municipales han explicado a Efe que este asunto se conoció a finales de la semana pasada, cuando un agente denunció ante la Unidad de la Diversidad que el contenido de ese chat podría constituir un delito de odio, y se lo comunicó a la Dirección del Cuerpo.

Las fuentes han precisado que ese tipo de mensajes son "terribles" y preocupa enormemente "que un agente pueda estar enarbolando un discurso de odio, cuando su función es la de proteger a todo el mundo, independientemente de su origen, etnia, ideología, etcétera". "Las afirmaciones que vierten sobre su superior, que a la vez es un cargo electo, la alcaldesa de Madrid, son inadmisibles", han añadido, y han reiterado que "ahora el asunto está en manos de un juez".

"Tenemos la absoluta convicción de que este tipo de actitudes son minoritarias dentro de Policía Municipal y no podemos dejar que la actitud y el comportamiento de determinados individuos manchen la imagen de un cuerpo que desempeña una labor imprescindible en la ciudad, un cuerpo en el que la discriminación y el delito de odio no cabe en ningún caso", señalan desde fuentes municipales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.