La Barcelona de Colau prohíbe decir 'negrito', 'gitano', 'chino', 'madre soltera' o 'badulake'

ada colau bcn

La próxima temporada de 'Black Mirrow' de Netflix ya tiene de dónde coger ideas: Trabajar en el consistorio condal tendrá como requisito inexcusable cumplir con una Guía de Comunicación Inclusiva, donde, curiosa contradicción, si no hablas como ellos, quedarás excluido. ¿Logrará la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la construcción de un mundo más igualitario tal y como reza el manual, si las reglas de partida se erigen claramente sesgadas? ¿Es legal que una institución pública imponga un lenguaje a sus funcionarios y empresas contratistas? La realidad orwelliana, una vez más, ha llegado a nuestro país para quedarse.

La RAE de Colau

Ni funcionarios públicos ni empresas que deseen obtener una contratación pública. Ninguna persona física o jurídica será la excepción a estos 62.000 ejemplares ya editados donde se proscribe el uso de palabras de nuestra lengua castellana. “Inmigrante ilegal”, “raza gitana”, “hermafrodita”, “madre soltera” o “ir al chino”, entre otras muchas expresiones, quedarán prohibidas en el ámbito público. Si deseas hablar tal y como te lo pide el cuerpo, tendrá que ser fuera del Ayuntamiento de Colau.

El Gobierno prohíbe decir padre: 'Progenitor diferente a la madre biológica'

Con los ojos casi ensangrentados, nuestro equipo de Redacción ha tenido que ojear el susodicho manual para analizar la nueva dictadura del lenguaje impuesta desde las altas esferas de los indepes. “¿Por qué nos hace falta una comunicación inclusiva?”, reza con esta famosa frase la apertura de la Biblia progre. Bajo el pretexto de la búsqueda de una comunicación libre de estereotipos y prejuicios, llega a las divertidas conclusiones de prohibir “persona de color” por considerarlo un eufemismo o “negrito” porque al ser diminutivo “implica infantilización y menosprecio” pero sí aconseja decir “persona racializada, afrodescendiente” o, y aquí viene lo gracioso: “¡persona negra!”. ¿Persona de color no y persona negra sí? Cuanto menos el tema da para un monólogo de humor.

Pero esperen, abróchense los cinturones. Las asociaciones de las etnias que no podemos decir han debido de ofrecer su granito de arena en el contenido de esta guía del lenguaje “inclusivo” pues quedará prohibido decir “raza gitana” (entrecomillamos porque lo dicen ellos, aunque también querríamos que nos dejaran escribirlo a nosotros, MEDITERRÁNEO DIGITAL). Sin embargo, ¡sorpresa!, nueva gran contradicción: “Etnia gitana” sí está permitido, ¡no hagamos trampas al solitario entonces! ¡Ahora también deberán permitir a nuestro medio digital referirnos a la “etnia gitana”, que luego no se diga que no podemos!

Prohíben a MEDITERRÁNEO DIGITAL decir la 'etnia' de los delincuentes cuando son gitanos

Malas noticias para los que eráis y sois fans de la gran serie de televisión de Los Simpsons: “ir al badulake” queda prohibidito si deseas trabajar como empleado público en el consistorio catalán. Sólo podrás referirte a estos ultramarinos (así los llamaban los nacidos antes de los 80) con el nombre de la tienda pero, ¿y si se llamara Badulake? ¡Entonces sí, eh! Huelga decir que “comprar en el chino” o “ir al paki” también quedan proscritos porque, en palabras del equipo de Colau, “definir una tienda por el pretendido origen de la persona que la regente es excluyente”. ¿Perdón?, ¿y eso es así porque lo han decidido ellos? ¿La Real Academia Española no tiene nada que añadir al respecto?

Pastilla azul o pastilla roja

Menos mal que ciertos medios de comunicación, como MEDITERRÁNEO DIGITAL, quedamos al margen de este MATRIX hace ya muchos años. Con cuidado de no sorpassar las líneas legales, con las que no siempre estamos de acuerdo por no permitir la auténtica libertad de prensa, todavía existimos periódicos dispuestos a llamar a las cosas por su nombre. En este mismo sentido, algunos políticos, véase el presidente del Grupo municipal Popular de Barcelona, Josep Bou, ya ha pedido a la alcaldesa de este manual. ¿Conseguirá Ada Colau crear una institución paralela a la RAE para imponer su lenguaje izquierdista en el consistorio condal?

La RAE se harta y pone fin al ‘todos y todas’, ‘ciudadanos y ciudadanas’


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.