Última actualizaciónMié, 05 Ago 2020 2pm

España | Nacional

El Vaticano desmiente al Gobierno: no ha prohibido que Franco sea enterrado en La Almudena

franco tumba

El portavoz del Vaticano, Greg Burke, ha corregido al Gobierno y ha precisado este martes que durante la reunión entre el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, y la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo, "en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación", aunque vio "oportuna" la solución de explorar otras alternativas al entierro en La Almudena a través del diálogo con la familia.

"A propósito de la reunión que mantuvieron ayer el Secretario de Estado de la Santa Sede y la Vicepresidenta del Gobierno de España quiero precisar lo siguiente: el cardenal Pietro Parolin no se opone a la exhumación de Francisco Franco, si así lo han decidido las autoridades competentes, pero en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación", señala el comunicado publicado por la Santa Sede, este martes 30 de octubre.

Además, el Vaticano puntualiza que "es cierto que la señora Carmen Calvo expresó su preocupación por la posible sepultura en la catedral de la Almudena y su deseo de explorar otras alternativas, también a través del diálogo con la familia" y que al cardenal secretario de Estado "le pareció oportuna esta solución".

La nota de la Santa Sede se ha difundido unas horas después de que la vicepresidenta del Gobierno asegurara en los pasillos del Congreso que el secretario de Estado del Vaticano, con el que se reunió ayer en Roma, coincide con el Ejecutivo en que los restos de Franco no pueden acabar en la cripta de la catedral de la Almudena para que no se convierta en un lugar de enaltecimiento del ex jefe del Estado.

En declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja, la vicepresidenta ha dado algún detalle más de la entrevista que mantuvo con Pietro Parolin, con el que acordó que Gobierno e Iglesia intentarían "encontrar una salida" para inhumar los restos de Franco cuando sea exhumado del Valle de los Caídos, un entierro "que obviamente no puede ser la Almudena".

"Lo que acordamos", ha asegurado, "fue estar de manera conjunta, tanto el Gobierno como la Iglesia católica, para encontrar una salida que obviamente no puede ser la Almudena".

Calvo ha asegurado que el Estado tiene la obligación de vigilar que "un dictador no sea enaltecido en ningún punto de España", por lo que sus restos deberán inhumarse "en un lugar en condiciones de dignidad, pero en ningún lugar en los que pueda ser objeto de ningún tipo de homenaje".


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.