El pueblo de Puigdemont aprovecha el 155 para anular la independencia de Medinyà

 medinya

Mediñá (Medinyà en catalán) es un municipio situado en la provincia de Gerona y perteneciente a la comarca del Gironés. Siempre fue una localidad independendiente, hasta que en 1972 fue anexionado a San Julián de Ramis, curiosamente, el lugar de residencia del president de la GeneralitatCarles Puigdemont.

43 años después, en 2015, el Parlament de Cataluña aprobó la separación e independencia del municipio de Mediñá, argumentando que su independencia era una "reivindicación histórica". Esta propuesta contó con el apoyo de todos los partidos, menos con el de Ciudadanos. La formación naranja se mostró en contra de aumentar la administración para una población tan pequeña. Incluso el PP y el PSC votaron a favor de la autodeterminación de Mediñá.

El pueblo, que cuenta con 848 habitantes, logró su independencia y desde 2015 estaba gestionado por una comisión gestora. La aspiración era que, en el año 2019, con la celebración de las elecciones municipales y autonómicas españolas, Mediñá pudiera elegir a su propio alcalde y concejales. Sin embargo, una sentencia del Tribunal Constitucional ha terminado de una tacada con el sueño de la independencia de esta localidad catalana.

Sentencia del Tribunal Constitucional contra la independencia de Mediñá [PDF] 

El 12 de abril de 2016 el Pleno del Tribunal Constitucional acordó admitir a trámite el recurso de inconstitucionalidad promovido por el presidente del Gobierno contra la creación de este municipio. El pasado 21 de septiembre el TC estableció como nula la creación de una localidad cuya cifra de población no alcanza el umbral mínimo establecido por la legislación española.

Por tanto, desde el 31 de enero de 2018, esta localidad volverá a ser anexionada a San Julián de Ramis, que cuenta con 3.455 habitantes.

"El 155 nos ha robado la independencia"

La presidenta de la Comisión Gestora de la localidad, Montse García, ha declarado que no les queda otra vía que suprimir, contra su propia voluntad, la independencia de Mediñá: "Tenemos que votarlo, pero lo hacemos con tristeza, porque realmente nos creímos que éramos un municipio. Desobedecer la sentencia no nos llevaría a ningún lado; somos unas víctimas de la situación política", ha explicado a 'El Nacional.cat'.

Además, García ha asegurado que no han recibido el apoyo esperado por parte de San Julián de Ramis e incluso ha denunciado que el alcalde de esta localidad, Marc Puigtió, pidió al delegado del Estado, Enric Millo, agilizar la sentencia del Tribunal Constitucional.

Montse García ha revelado que, en estos dos años de independencia, tan solo les había transferido la competencia del jardín de infancia.

"Con la Ley catalana, Mediñá se hubiera constituido en un municipio independiente, pero con la aplicación del artículo 155 por parte del Estado, todo ha cambiado".


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.