El progre Dani Mateo se caga en España y se suena los mocos con la bandera nacional

dani mateo bandera espana

Viven de la provocación constante. Y lo peor, es que la mayoría de veces consiguen su objetivo. Ya se sabe, que para los progres, el humor no tiene límites: y nos parece bien, siempre que puedas aplicarles a ellos el mismo rasero. Si no hay censura, que no la haya para nadie. Puedes reírte de las víctimas del terrorismo, de los muertos o pedir que maten de un tiro en la nuca a los políticos de derechas. En este país, todo se vale. Eso sí, no se te ocurra meterte con el feminismo, con los negros, los gitanos, o decir que los niños tienen pilila. Entonces, te montan un Cristo. Y eso que además, son radicalmente ateos. 

La última de las performance de los titiriteros de ‘El Intermedio’, el programa de La Sexta dirigido por un comunista que es multimillonario (qué raro), nos dejó el gag de un catalán independentista que además vive en Madrid, el cómico Dani Mateo, que volvió a cagarse en todos nosotros, limpiándose los mocos con la bandera de España. Literal.

En una parodia de la lectura de la Constitución del Rey y la infanta Leonor, Mateo se dispuso a relatar de forma solemne el prospecto del Frenadol. Y entonces se limpió los mocos con la bandera de España… para después pedir disculpas. A su manera.

“Pido disculpas. No quería ofender a los españoles, al rey, ni mucho menos a los chinos que venden estos trapos", dijo con sarcasmo.

En el caso de Dani Mateo y El Gran Wyoming, llueve sobre mojado. Hace meses, tuvieron que acudir a los Tribunales para enfrentarse a una querella por ofender los sentimientos religiosos por “cagarse” en la cruz del Valle de los Caídos, a la que llamaron “mierda de inconmensurables proporciones”.

Ellos se amapararon, como siempre, en la libertad de expresión, que todo lo aguanta. ¿Por qué no hacen bromas con el Islam, o con su profeta Mahoma? Estos progres siempre han sido cobardes por naturaleza, rastreros por definición. Qué fácil es meterse contra el que no puede defenderse. Como con el cadáver de Franco. Cuando estaba vivo, huyeron como ratas a cruzar los Pirineos. Tomad nota: la historia siempre se repite.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.