El nuevo PSOE de Sánchez reconoce que España es 'un Estado plurinacional'

pedro-sanchez-congreso-psoe

La "plurinacionalidad" de España, una de las propuestas más controvertidas impulsadas por Pedro Sánchez vía enmienda, ha sido aprobada este sábado en la comisión política del congreso del PSOE. El secretario general aboga por una reforma constitucional federal, en la que se mantiene que la soberanía "reside en el conjunto del pueblo español" pero se "debe perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado apuntado en el artículo 2 de la Constitución". El texto inicial presentado por el secretario general ha sido modificado e incluye una referencia a la lealtad institucional e interterritorial como premisa del federalismo.

A lo largo del proceso de primarias Sánchez insistió, en varias ocasiones, en que "España es una nación de naciones con una única soberanía, pero tiene que reconocer a través del perfeccionamiento de la Constitución el carácter plurinacional de este país". El documento de Sánchez no ha incluido finalmente el concepto de "nación de naciones". Manuel Escudero y José Félix Tezanos, coordinadores de su programa, puntualizaron que la propuesta de la plurinacionalidad no implicaba plantear la existencia de naciones "políticas" diferentes a la española. En su lugar hablaron de "naciones culturales" cuya "singularidad" sí debía ser reconocida.

Un delegado asturiano, Fernando Lastra, presentó una enmienda contraria al posicionamiento sobre la plurinacionalidad del Estado que fue rechazada con 41 votos a favor y 165 en contra, según distintos asistentes a la comisión. Ante la falta de apoyo, ni llegó al plenario. "Ni la soberanía popular ni la unidad de España están en juego", ha subrayado por la mañana Guillermo Fernández Vara, el presidente de Extremadura y nuevo presidente del Consejo de Política Federal del PSOE. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, dijo por su parte que está "muy cómoda con el artículo 2 de la Constitución".

La ponencia marco que había desarrollado la gestora defendía la modificación de la Ley Fundamental buscando "reforzar" la idea de España "en su diversidad, tal y como recoge la Declaración de Granada" que el PSOE aprobó en verano de 2013 con Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general. Entonces consideraba "indispensables" una serie de reformas que garantizasen "la convivencia y el funcionamiento del Estado". Serían la reforma del Senado, los mecanismos de cooperación entre comunidades autónomas, el sistema de financiación y la protección de las diferentes "identidades culturales" en el marco de un Estado federal.

Valores republicanos

También ha generado debate la habitual enmienda de Juventudes en la que se instaba a que España tienda a la república federal como forma de organización del Estado. La iniciativa, que superó el 20% de apoyos, no ha logrado el visto bueno del plenario aunque ha forzado una transaccional y ha quedado en la defensa de los valores republicanos.

Adriana Lastra y José Luis Ábalos, futura vicesecretaria general y secretario de Organización respectivamente, tuvieron que emplearse a fondo para evitar un problema que Sánchez no tenía previsto. La medida animaba a "avanzar e implantar la república como modelo de Estado" mediante una reforma constitucional.

Otro compromiso adquirido fue el de la despenalización de la eutanasia y su inmediata regulación. También se ha aprobado una enmienda por la que se pide que la Iglesia pague el IBI.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.