El nuevo Código Penal: si no hay un 'SÍ' firmado, será violación

feministas

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha propuesto hoy una reforma del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para garantizar que los tipos penales no se pongan "en riesgo" a través de la interpretación de los jueces.

Lo ha dicho hoy en su comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, durante la que ha propuesto "como lema sustantivo" la máxima de "si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no".

"Ahí es donde está preservada su autonomía, su libertad, y el respeto a su persona y a su sexualidad", ha defendido Calvo, que se ha referido a países como Suecia y Alemania, que han introducido estas modificaciones en sus códigos penales.

Según la vicepresidenta del Gobierno, es necesario mejorar "algunas circunstancias" de la ley de enjuiciamiento criminal, algo que el Ejecutivo hará a través de la incorporación de juristas feministas "alejadas de la perspectiva de género", para poder tener una "revisión solvente".

Lo hará así porque, ha argumentado "las mujeres también tenemos derecho como ciudadanas, en un país democrático, a opinar y a proponer reformas que nos sean favorables en el orden del cumplimento de nuestras exigencias y seguridad". Y también porque "no podemos volver a pasar por ningún espacio donde, a través de la interpretación, se entienda que lo que es un gravísimo delito contra nosotras", no se considere como tal.

Además, ha dicho que "con el respeto debido al ministerio fiscal", el Gobierno está "reflexionando" sobre cómo acompañar mejor a las mujeres víctimas en sus defensas, debido a las situaciones "complicadísimas" a las que en ocasiones se enfrentan las víctimas desde que lo son hasta que pueden tener una sentencia justa y restitutoria de los derechos que les han sido atropellados.

"Mejoraremos en ese ámbito porque la realidad nos demuestra que hay mucho que mejorar para que las mujeres se sientan seguras en un momento trágico que es cuando se han convertido en víctimas", ha subrayado.

Nueva contabilidad de víctimas de violencia machista

Además, Carmen Calvo ha anunciado que las víctimas mortales por violencia machista se dejarán de contar por años y comenzarán a sumarse en un cómputo general, que comienza desde que existen estadísticas en ese sentido y que eleva hasta el momento a 945 las fallecidas por maltrato.

Su intervención la ha comenzado subrayando las 21 mujeres asesinadas por la violencia machista en lo que va de año, un "verdadero horror de esta sociedad", que ha dicho es responsabilidad de todos y que hay que frenar para dejar de seguir avanzando en este "clima ambiente donde el machismo" llega hasta este extremo.

Para ello, ha comenzado con una propuesta: dejar de contar a las víctimas por años porque parecen menos cuando ya son 945 las mujeres asesinadas desde que se hacen estadísticas.

"El computo es enorme. A partir de ahora tendremos que entender que el cómputo es global", ha dicho Calvo, quien ha incidido en la importancia de prevenir la violencia y educar en las aulas para acabar con ese "clima ambiente" que hace que éste sea uno de los principales problemas de seguridad que se afrontan.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.