El español dejará de ser lengua oficial en Cataluña y el País Vasco

pedro sanchez quim torra

La estocada definitiva al español. El botón de implosión. El Gobierno prepara una Ley que cederá la regulación completa del uso del idioma "a las comunidades autónomas en las que haya una lengua cooficial". La aniquilación total del castellano en Cataluña, Baleares, la Comunidad Valenciana, Galicia y el País Vasco.

Pedro Sánchez está dispuesto a ejecutar una de sus premisas nucleares después de haber aterrizado en la Moncloa. El Gobierno socialista ha entrado de lleno en la pretensión de afrontar una reforma ideológica de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Lo ha hecho esbozando un borrador en el que esclarece la voluntad de atacar a la educación concertada y, además, de entregar a las comunidades autónomas la regulación del uso de las lenguas cooficiales en los colegios. Lo que le faltaba a los independentistas para seguir alimentando al monstruo. Ahora sí que ya lo tienen todo.

Aunque la Lomce ya estaba siendo desobedecida en múltiples rincones de España, ahora esta modificación de ley viene a abrir las puertas a las comunidades autónomas para que afiancen su beligerante posición contra el castellano. El texto enviado por el Ejecutivo a la comunidad educativa este jueves especifica que se propone "suprimir la regulación del uso de la lengua cooficial y de la escolarización asociada a ella, dejando que su regulación corresponda a las comunidades autónomas en las que hay lengua cooficial".

La argumentación socialista idea, asimismo, ligar la maniobra con la sentencia del Tribunal Constitucional que ha anulado el método por el que se garantizaba un mayor uso del castellano en las escuelas privadas que lo solicitaran. "Esta supresión afecta, entre otros aspectos, a la regulación de la exención de cursar o ser evaluado en la lengua cooficial", prosigue un escrito que viene a subrayar, desde la ambigüedad expositiva, que instituciones como la Generalitat tienen la potestad de suprimir la presencia del español como lengua vehicular. 

¿Alguien sospechaba que los nacionalistas iban a cobrarse su precio para encumbrar a Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno? Es como pactar con el Diablo: nunca sale gratis. El español, un idioma universal que hablamos más de 500 millones de personas en todo el mundo, aniquilado en su propio génesis original. País de traidores.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.