Última actualizaciónDom, 09 Ago 2020 9pm

España | Nacional

El Gobierno nombra a Dolores Delgado, ministra de Justicia, Fiscal General del Estado

 dolores delgado

«¿De quién depende la Fiscalía?», se jactaba Sánchez en la campaña electoral en tono chulesco, en unas declaraciones que generaron enorme revuelo. El presidente del Gobierno ha maniobrado para que de ahora en adelante, dependa directamente de él. Lo que Pedro dice se convierte en verdad.

Ahí estaba la gran sorpresa. El Consejo de Ministros propondrá el nombramiento de Dolores Delgado, actual ministra de Justicia, como nueva fiscal general del Estado. La Moncloa ha confirmado esta mañana que ella será la elegida de Sánchez para estar al frente de la Fiscalía, donde hace tiempo ya estaba clara la salida de María José Segarra.

Se filtran nuevos audios: Dolores Delgado desveló que jueces y fiscales se fueron con menores

La vinculación partidista es incuestionable. No solo porque Delgado salga del Ministerio, sino porque se ha fajado en un papel muy intenso en actos del PSOE. De hecho fue elegida diputada en las dos recientes citas electorales. Es la primera persona que pasa de ser ministra a Fiscal general.

Tras varios nombramientos para su Consejo de Ministros de corte técnico y tras la apuesta de Juan Carlos Campo como titular de Justicia, de corte más moderado que Delgado, la gran maniobra de Sánchez no estaba en los nombramientos del Consejo de Ministros si no en su propuesta para ocupar la Fiscalía General del Estado. Así, se asegura el control total de los poderes del Estado.

 ¡Todo queda en casa! Meritxell Batet coloca a su novio como nuevo ministro de Justicia

En un viaje inédito, sin escalas previas, del Ministerio de Justicia a la Fiscalía General del Estado, Sánchez se garantiza un hilo personal y directo con este órgano. Y por añadido un mayor control sobre el mismo. Si la Abogacía del Estado ya dependía jerárquicamente del Ejecutivo y había cumplido con las directrices del Gobierno en su acusación en el juicio del «procès» ahora la posición de independencia de la Fiscalía queda más cuestionada.

Pocos aventuraban que la polémica ministra marcada por el caso Villarejo, por negarse a defender al juez Llarena ante la demanda civil que le interpuso Carles Puigdemont o por poner a la Abogacía del Estado al servicio del «procés» iba a ser coronada como fiscal general del Estado.

Dolores Delgado intentó mediar a favor de la feminista Juana Rivas, condenada por la Justicia

Aunque sí es cierto que el Gobierno tenía claro que quería para este puesto a un jurista con un marcado carácter político, Delgado no estaba en las quinielas al ser considerada un personaje «amortizado» ya en el Ejecutivo de Pedro Sánchez

Delgado no va a fallar a la hora de colaborar en la «nueva» Fiscalía que quiere Sánchez para afrontar cuestiones judiciales relativas a Cataluña, tales como el posicionamiento del Ministerio Público ante los huidos Puigdemont o Comin, el futuro de Junqueras, la posible desobediencia del Parlament a las resoluciones judiciales o incluso los indultos. Democracia hecha a medida. Es tan descarado, que ya ni disimulan.

Lola & Baltasar, forever friends


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.