Dimite Albert Batlle, director de los Mossos, por la presión del referéndum

batlle

El director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, ha presentado este 17 de julio su dimisión ante el nuevo conseller de Interior, Joaquim Forn, a dos meses y medio de la fecha anunciada por el Gobierno catalán para la celebración del referéndum de independencia del 1 de Octubre.

Batlle, un ex alto cargo del tripartito que siempre ha defendido que los Mossos d'Esquadra deben ser políticamente neutrales e imparciales y que la policía catalana debe cumplir y hacer cumplir la ley, ha renunciado al cargo de director político de la policía autonómica, al que accedió el 10 de junio de 2014, en sustitución de Manel Prat.

En un mensaje remitido a todos los agentes del cuerpo anunciando su dimisión, Batlle se muestra convencido de que "en los actuales momentos de la vida del país", en el que el gobierno catalán plantea un referéndum de independencia para el 1-O, la policía catalana "seguirá perseverando" en su "misión de defensa de la seguridad y del bienestar" de los ciudadanos. "Y lo hará, como siempre, con escrupuloso respeto y sujeción a la ley", agrega el hasta ahora director de los Mossos, que sigue los pasos del exconseller Jordi Jané, que dejó el gobierno catalán el pasado viernes.

En su despedida, Batlle muestra su agradecimiento a todo el personal de la Dirección General, a los mandos y a todos los miembros de los Mossos d'Esquadra por su "abnegada entrega a la misión que tienen encomendada al servicio del pueblo de Cataluña". Además, agradece en el escrito la confianza que depositó el Gobierno catalán al nombrarle, a la que espera haber correspondido con "dedicación y lealtad".

El nuevo conseller de Interior, Joaquim Forn, dejó este fin de semana en la cuerda floja la continuidad de Battle, que en los últimos meses ha sido muy cuestionado por algunos sectores del Govern por su escasa implicación en la organización del 1-O-. De hecho, nada más ocupar su cargo en sustitución de Jordi Jané advirtió de que los Mossos facilitarían la "normalidad" en el referéndum del próximo 1 de octubre. En su primer discurso nada más tomar posesión de su nuevo cargo, Forn dejó muy claro que este es el cometido que lleva a cabo cualquier policía obviando que dicha consulta es contraria a la legislación y al ordenamiento constitucional.

De hecho, destacó que el papel de los Mossos es llevar a cabo "ante cualquier tipo de elección" una jornada electoral no solo tranquila, sino que garantice que los catalanes puenda ir a votar "con seguridad". "Eso es lo que han hecho siempre los Mossos d'Esquadra", insistió para señalar que era "muy satisfactorio" que desde el departamento de Interior se pueda colaborar con la votación del 1-O.

La trayectoria política de Batlle

Albert Batlle, que inició su trayectoria política en 1983 como concejal socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, siempre ha dejado claro que los Mossos deben de cumplir las órdenes recibidas por jueces y tribunales. Ante esta declaración, varios sectores independentistas liderados por ERC y la CUP le colocaron en el punto de mira. Ambas formaciones no dudaron en expresar sus reticencias por sus continuas dudas acerca del proceso soberanista.

La fecha clave fue la consulta del 9 de noviembre de 2014, cuando días antes remitió un escrito a todos los agentes de los Mossos d'Esquadra en el que les recordaba su obligación de "actuar con neutralidad política e imparcialidad", incluso cuando estuvieran fuera de servicio, ante los "acontecimientos políticos y sociales" que vive Cataluña.

Una década antes, con la llegada en 2003 del tripartito a la Generalitat y tras 23 años de gobierno de Jordi Pujol, Batlle cambió el Ayuntamiento de Barcelona por el Govern. Fue nombrado secretario de Servicios Penitenciarios, Rehabilitación y Justicia juvenil, órgano adscrito al departamento de Justicia. En septiembre de 2011, Batlle fue nombrado subdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), en la que se ha mantuvo hasta su nombramiento como director de los Mossos d'Esquadra, donde se incorporó cuando el conseller era el Ramon Espadaler.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.