'Carles Puigdemont solo tiene miedo a una cosa: que lo extraditen a una cárcel española'

diether-dehm

Carles Puigdemont tiene miedo. Al menos esa es la impresión que le ha dado al diputado de la formación izquierdista alemana Die Linke, Diether Dehm, tras visitarlo en la prisión de Neumünster.

Dehm, que ha ofrecido su casa al expresidente autonómico catalán en caso de que sea liberado cautelarmente, una decisión que la justicia alemana tomará a partir del martes, ha afirmado que el líder independentista teme a las cárceles españolas:

"Está preocupado de que lo lleven de regreso a España y lo encarcelen, porque nunca se sabe si te van violentar. Nunca se sabe si te van a torturar. Y creo que este es el punto que de verdad más le preocupa", afirmaba Diether Dehm a su salida de la cárcel.

A modo de anédota, ha revelado que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont les ha cantado una canción que expresa "la voluntad de paz del pueblo catalán" en el comedor de prisión. Allí, mantuvieron una charla en la que abordaron temas políticos y filosóficos en una mezcla de español, alemán, francés e inglés.

No es esa la imagen que reflejan los tuits que Carles Puigdemont emite desde prisión, en los que los que afirma que los miembros del Gobierno depuesto están presos, pero son libres en sus mentes. Y proclama el nacimiento de "una nueva era de la que no hay retorno posible".

Hace unos días Puigdemont recibió la visita de otro representante de los extremos políticos en Alemania, en este caso, de uno de los fundadores del partido identitario Alternativa para Alemania, el eurodiputado Bernd Lucke. Conocido por su euroescepticismo, Lucke, que abandonó el AfD hace tres años, afirmó que le parecía vergonzoso que un líder político fuera "tratado como un delincuente".


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.