Ada Colau cierra para siempre la Librería Europa

pedro-varela

Tras 24 años de historia, varios registros policiales, dos condenas a su propietario, la celebración de numerosos actos e incontables movilizaciones del tejido vecinal y activista en su contra, la trayectoria de la Librería Europa de Barcelona llega a su fin.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Asens, ha anunciado que el consistorio prohibirá la reapertura del local, situado en el barrio de Gràcia de la ciudad condal, un centro único en toda España. El argumento oficial: no dispone de licencia administrativa.

En una rueda de prensa este 19 de julio, Asens ha explicado que se han dado instrucciones para que el establecimiento, que ahora está precintado por una orden judicial, no pueda reabrir sus puestas al haber "descubierto" que hasta ahora "estaba trabajando sin licencia".

Ha dicho que en marzo comprobaron que la librería no tenía licencia y así se lo comunicaron a la Fiscalía especial para delitos de Odio y Discriminación de Barcelona, pero que el fiscal les pidió entonces que parasen este proceso administrativo, a la espera de concluirse la investigación judicial que se estaba llevando a cabo.

Hace diez días, dentro de la investigación que encabeza la Fiscalía de Odio, se detuvo a cuatro personas vinculadas a una editorial y se registró el establecimiento; el pasado viernes, el dueño de la librería, Pedro Varela, se entregó en el juzgado acompañado de sus abogados, después de que los Mossos emitiesen una orden de búsqueda y captura contra él.

Una vez concluida esta operación, Asens ha anunciado que ponen en marcha estas medidas administrativas, que no sólo ordenan el cese de la actividad, sino que prohibirán que reabra amparándose en que, hace un par de meses, se aprobó un plan de usos que impide abrir en esta zona establecimientos con actividades similares.

"No sólo ordenamos el cese de la actividad que se hace en la librería Europa, sino que garantizamos la imposibilidad de que pueda legalizarse al menos tal y como está ahora configurada", ha explicado.

A preguntas de los periodistas, el teniente de alcalde ha reconocido sin embargo que no pueden garantizar que este establecimiento pueda llegar a reabrir en otra zona de la ciudad: "Haremos todo lo que nos permite la Ley, pero no haremos nada que no esté dentro de nuestras competencias", ha añadido.

Asens ha tildado a esta librería como "un cuartel general de la extrema derecha en la ciudad" y ha anunciado que el Ayuntamiento se personará en la causa penal abierta: "Como ciudad comprometida con los Derechos Humanos no se puede permitir la vergüenza de tener abierta una librería de estas características". 

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.