El Gran Estado amenaza: 5 años de cárcel por difundir bulos

iglesias tezanos sanchez

La difusión de bulos en las redes sociales puede acarrear hasta cinco años de prisión, según la Fiscalía General del Estado, que ha salido este viernes al paso de las noticias falsas para anunciar que estudia los tipos penales donde encajar tales delitos. Es el tuit lanzado por la Agencia EFE poniéndose al servicio del Gobierno en su cruzada contra los medios de comunicación y la libertad de prensa.

Un informe de la Secretaría Técnica de la Fiscalía señala que la crisis sanitaria por el coronavirus ha provocado el "caldo de cultivo" para los ataques con noticias falsas, que responden a delitos de odio, revelación de secretos, contra la integridad moral, desórdenes públicos, injurias y calumnias, contra la salud pública o contra los consumidores. 

Este criterio sugiere que publicar o retuitear entre usuarios en Twitter mensajes cuyo contenido relacione "falsamente hechos delictivos a un determinado colectivo social" será perseguido como un delito de odio, un criterio que pone como ejemplo las querellas presentadas por la Fiscalía de Barcelona sobre los menores extranjeros no acompañados. Nos quieren sometidos y amordazados.

"Del contenido de los tuits puede inferirse la voluntad de sus autores de menoscabar la dignidad y generar el descrédito de determinados colectivos", indica el Ministerio Público, lo cual acarrea penas de seis meses a dos años de cárcel y multa de seis a doce meses de cárcel.

El Gobierno abre la puerta a CENSURAR los medios de comunicación que no sigan el discurso oficial

El Código Penal sería de igual modo aplicable, plantea la Fiscalía, si la información falsa incluyera datos personales auténticos, un caso que puede dar lugar a un delito de descubrimiento y revelación de secretos, castigado con pena de dos a cinco años de cárcel.

Los bulos contra una persona individual "en casos de muy extrema gravedad" podrían suponer un delito contra la integridad moral, de seis meses a dos años de condena en prisión.

El informe advierte de que la simulación de alarmas, atentados terroristas o catástrofes que hacen la activación de los servicios de emergencia podrían ser constitutivos de desórdenes públicos, con penas de tres meses a un año de cárcel o multas de tres a dos años y medio.

Podemos denuncia a la Fiscalía que una 'organización criminal' está creando fake news contra ellos

Asimismo, la Secretaría Técnica propone para el delito de injurias con publicidad la pena de multa de seis a catorce meses, o de tres a sietes meses en otros casos, en tanto que para el delito de calumnias sería de seis meses a dos años de cárcel o multa de uno a dos años.

En el documento la Fiscalía asegura que en diferentes ocasiones se difunden informaciones acerca de métodos curativos sin validación médica, como tratamientos para curar el cáncer o la impotencia masculina, que pudieran integrar delitos contra la salud pública, estafa o intrusismo, con penas de seis meses a tres años de prisión o multas de seis meses a dos años.

"La acción de estos tipos incluye verbos como 'fabricar, importar, exportar, suministrar, intermediar, comercializar', de modo que no resulta fácil obtener condenas para quienes simplemente los dan a conocer atribuyéndoles falsas propiedades", explica.

El PSOE busca chivatos: manda una carta a su militancia para que denuncie a los medios de comunicación críticos con el Gobierno 

Durante la crisis del coronavirus, la Fiscalía ha detectado "estafas consistentes en captar dinero para curar la enfermedad por coronavirus o el establecimiento de enlaces con falsos diagnósticos por coronavirus para conseguir datos personales".

Unas conductas que con el Código Penal en la mano afectarían a los delitos contra el mercado y los consumidores, con penas similares.

Para la Fiscalía, según recoge en el escrito, "las noticias falsas inundan actualmente las páginas de internet y las redes sociales, pudiendo llegar a generar confusión e incluso alterar la percepción de la realidad de los ciudadanos" en provecho de la situación de vulnerabilidad.

Pedro Sánchez anuncia una 'Ley contra la desinformación' para censurar a los medios que no sigamos el discurso oficial 

EL MINISTERIO DE LA VERDAD

La información, sin embargo, bajo un aparente halo de legalidad y democracia, oculta un peligroso Caballo de Troya y abre un perverso debate que va mucho más allá: ¿Quién decidirá qué es verdad o es mentira? ¿Existirá un ente superior que estará en posesión de la única realidad, cuan dogma de Fe, al más puro estilo del Ministerio de la Verdad que profetizó Orwell en '1984'? ¿Quién auditará al vigilante?

Sustentada sobre su consabido púlpito de superioridad moral, la izquierda y sus tentáculos mediáticos hace muchos años que dictan las normas de la convivencia a la par que fijan a su antojo los límites de la libertad. Más allá de la adhesión inquebrantable al discurso oficial, solo existe el odio. La única verdad oficial, es la suya.

Un juez cita a MALDITA tras la querella de MEDITERRÁNEO DIGITAL por su censura en las redes sociales


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.