Última actualizaciónMar, 26 May 2020 12pm

España | Nacional

Multiculturalidad de la buena: graban a inmigrantes negros haciendo una manada en plena calle

negros londres

Los ciudadanos de la metrópoli británica fueron testigos de un desagradable episodio público por parte de afrodescendientes a plena luz del día. Un grupo de cinco personas protagonizó una escena obscena percatándose de que estaban siendo vistos por quienes tuvieron la mala fortuna de pasar por ahí o encontrarse en sus casas mirando atónitos por las ventanas. ¿Quieren saber qué acto en cuestión estaban acometiendo en plena calle estos sujetos? ¡Pasen, vean y lean!

La multiculturalidad plantea beneficios del contacto entre culturas pero, ¿acaso no existen también desventajas? Convivir con culturas que desestabilizan el orden social no resulta ni fácil ni agradable como parece defender el discurso progre. La escena vivida en Londres, con presencia de actos sexuales individuales y colectivos, como se puede apreciar en el vídeo, sin duda cuestionan la liviandad de querer acoger inmigrantes sin control alguno.

En la sociedad londinense, cómo también sucede en la francesa, cuenta con 3 o 4 generaciones de inmigración presente en el territorio que no sólo detenta la residencia legal en dicho país de destino, sino también con la nacionalidad europea, un hecho que presupondría una integración más arraigada. Sin embargo, España aún se sitúa en la primera o segunda generación de inmigrantes afincados en nuestro país, por lo que los algunos retos de integración aun están por llegar.

Se multiplican en Europa las 'no go zones': barrios donde rige la ley islámica

El discurso político de la inclusión

Hace ya un tiempo que la convivencia entre culturas se erige como realidad más que perceptible en las ciudades europeas. Concretamente, desde que se desató la crisis humanitaria en Siria y con ella, el desplazamiento masivo de refugiados, los ciudadanos europeos han sido los principales testigos de lo que realmente es vivir en una sociedad diversa.

¡VÍDEO BESTIAL! Un inmigrante sirio parte en dos a un hombre en plena calle con una catana

Desde los gobiernos más progres en Europa se insta continuamente a acoger refugiados e inmigrantes. Tras la justificación de la solidaridad y el compromiso con quienes lo necesitan, Europa se ha convertido en el primer destino de inmigrantes ilegales que huyen desesperados de la situación caótica que presenta Medio Oriente. Sin embargo, lejos de la imagen romántica y benévola que intentan plantear desde el discurso político, la realidad material resulta mucho más compleja.

Refugiados se van de vacaciones a sus países con dinero de las ayudas sociales

La realidad social de la multiculturalidad

La convivencia con culturas tan conservadoras y cerradas como el Islam, por ejemplo, necesita de respeto mutuo, tolerancia e información. Tres condiciones que parecen no tener incorporadas quienes consiguen finalmente llegar a tierras europeas. Y es que, como ya les comentábamos en MEDITERRÁNEO DIGITAL, las estadísticas sobre violencia de género muestran que los principales agresores tienen nacionalidad extranjera.

Generalmente, la realidad social plantea grandes dificultades para recibir de manera óptima a los inmigrantes que llegan al país. No sólo por diferencias culturales que incluyen barreras como el idioma o las costumbres, sino porque muchas veces se ven envueltos en delitos que dificultan sin duda la integración y la estabilidad social que tanto buscan conseguir. Lejos de generalizar y criminalizar colectividades o nacionalidades, hay hechos concretos que infringen las leyes de conducta europeas. Ya contábamos en MEDITERRÁNEO DIGITAL a raíz de un informe de EL PAÍS que sostenía que la xenofobia había aumentado, también se demostraba que la dificultad de la convivencia residía en el comportamiento de aquellos inmigrantes ilegales que creían haber llegado a un territorio donde ‘todo vale’.

Entre la postura ética y la moral progre

Sin duda, recibir inmigrantes en ciudades europeas se convirtió no sólo en tema de agenda política, sino también de agenda social muy candente y delicado. Un hecho susceptible de interpretaciones que apuntan a la xenofobia, la discriminación o la apatía frente a la desgracia ajena. Por ello, resulta imprescindible hablar de los inmigrantes, los refugiados y su situación respecto a Europa de manera responsable, y con toda la información sobre la mesa pues, como también les informábamos, en España ya se han sufrido de manera directa numerosas agresiones de inmigrantes ilegales que infringen nuestras leyes, como el último ataque a los usuarios de las vías del metro madrileño que toma de ejemplo los lamentables incidentes acaecidos en el país germano.

¿Acaso no resulta igual de necesario estudiar y analizar las condiciones de los inmigrantes que desean entrar a Europa como una muestra de responsabilidad hacia el mantenimiento de la estabilidad social? ¿O acaso episodios, como el ocurrido en Londres, en París o más recientemente en Alemania y en territorio español no causan suficiente daños humanos y sociales? La diplomacia que caracteriza a los ingleses sin duda no ha sido incorporada en los denominados manuales de integración, aunque bien cabría preguntarse: ¿merecen los ingleses de origen presenciar situaciones como el lamentable acto sexual vivido en Londres? ¿Por qué no se adaptan estos inmigrantes a las reglas de orden y decoro europeas? 

Rumanos, ecuatorianos y marroquíes se comen 7 de cada 10 euros de nuestra sanidad pública


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.