Ciudadanos tiene que abandonar la manifestación del 8M entre los insultos y agresiones de las feministas

cs 8m 

Tenía que pasar. Y pasó. En MEDITERRÁNEO DIGITAL ya les hicimos spoiler. Lo que nosotros decimos se convierte en verdad.

Ciudadanos se empeñó un año más en hacer guiños a los más progres del lugar, y mandó a su primera línea de dirigentes femeninas a ponerse detrás de una pancarta en la manifestación del 8M en Madrid: 'feminismo liberal' lo llamaban. A ver si este año, de una vez por todas, les daban el certificado de demócratas.

Y ocurrió lo previsible. Lo mismo de cada año. Igual que en la marcha del Orgullo Gay, donde los tolerantes les insultaron, les escupieron y hasta se cagaron (literalmente) en su pancarta. Las hordas feminazis las echaron de allí a patadas, como apestadas. El feminismo es para todas… las que piensen como ellas. Libertad de expresión hecha a media. El resto de mujeres, directamente a la hoguera, quemadas como brujas en la Inquisición.

Un candidato del PSOE se abre el culo y caga en la pancarta de C's en el Orgullo LGTBI

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, junto con otros miembros y dirigentes del partido naranja, entre los que se encontraban Edmundo Bal, Marcos de Quintos, Marta Rivera, Sara Jiménez o Lorena Roldán tuvieron que abandonar escoltados entre insultos y abucheos la manifestación feminista en Madrid, después de que un cada vez más numeroso y violento grupo de mujeres las increpara para que abandonasen la marcha. No son bienvenidas allí.

Para evitar que la cosa fuera a mayores, la Policía Nacional recomendaba a los miembros de Ciudadanos que por seguridad, se marchasen. De este modo, a la altura de la Plaza de Neptuno y al grito de "fuera fascistas de nuestros barrios", con la tensión subiendo de revoluciones, feminazis comenzaron a apretar entre gritos y empujones consiguiendo que, finalmente, Ciudadanos entregara la pancarta y abandonase la manifestación.

Justo antes de hacer la parada para atender a los medios, la cabecera de Ciudadanos ya se vio obligada a sortear a tres jóvenes que se habían sentado delante de la pancarta de la formación naranja para impedir que avanzara, tomando las riendas la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, al decidir levantar el cartel y saltar por encima de las chicas. «Pues nada, levantamos esto y pasamos», decía Villacís logrando que la cabecera pudiera avanzar. Era solo el preludio de la que se avecinaba. Las dirigentes de Cs han proseguido bajo una catarata incesante de gritos e insultos delos manifestantes, que les han increpado al grito de "floreros" y "fuera", a los que ellos han respondido coreando "libertad".

'En el feminismo liberal caben todas'

Minutos antes de tener que abandonar por indicación policial la manifestación, Villacís afirmó en declaraciones a los medios de comunicación que "en su modelo de feminismo, caben todas", mientras que en el modelo de quienes les increpan, "solo caben ellas". "El feminismo es reinvindicar respeto y lo peor es caer en el sectarismo, tratar de excluir", enfatizó, para reiterar que apuesta por "un feminismo transversal".

Sobre los abucheos, ha defendido que "el 8M no es esto" y sobre la ausencia de su jefa de filas, Inés Arrimadas ha indicado que "las manifestaciones no son lo más indicado cuando uno está embarazada". Que se lo digan a ella, que sufrió un escrache de los guarros a pocos días de dar a luz.

Feministas hacen un escrache a Begoña Villacís, embarazada de 9 meses

Por su parte, Lorena Roldán, senadora y líder del partido en Cataluña, ha hecho un llamamiento "un feminismo que sume y no divida" y que sea "abierto, inclusivo, liberal, que no expulse a nadie, por encima de las banderas, que reconozca lo que hemos avanzado pero también consciente de lo recorrido por encima de las ideologías". En este punto, ha lamentado que "la violencia machista es la máxima expresión por la desigualdad".

Además, ha añadido que, en su opinión, "cambiar palabras no ayuda a la desigualdad" por lo que ha vuelto a solicitar "salir de trinchera, dejar de lado las ideologías y las discrepancias". "Diciendo portavozas o miembras no se va a lograr nada, ponerse detrás de una pancarta no es suficiente; necesitamos medidas y políticas concretas, un feminismo del siglo XXI, un feminismo abierto y plural que no excluya a nadie", ha apostillado.

Asimismo, ha afirmado que le da vergüenza que personas del Gobierno intenten crimininalizar a quienes se dejan la piel para proteger a las víctimas de violencia de género y también ha arremetido contra quienes "se llenan la boca hablando de feminismo y luego no investigan abusos sexuales a menores en Balares".

Preguntada por los abucheos sufridos mientras hacía estas declaraciones a los medios de comunicación, Roldán ha afirmado que la parece "una pena que se intente excluir. Esto no es feminismo, es sectarismo, no exluye a nadie", ha sentenciado.

El año que viene, que vuelvan a por más.

El año que viene, volvéis: los gais linchan a Ciudadanos en el Orgullo LGTBI


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.