España | Murcia

En libertad el marroquí detenido por enseñarle los huevos a una niña

 marroqui detenido

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal que condenó a nueve meses de prisión a un hombre por exhibicionismo y provocación sexual.

Los hechos que se consideran probados ocurrieron en verano de 2018, en la localidad de Águilas. El juez apunta que el sujeto siguió a una niña, que entonces contaba con 11 años de edad, hasta su casa, «se apostó frente al portal del inmueble y, encontrándose la menor en el balcón tendiendo la ropa, le hizo señas para que bajara a la calle y, con ánimo libidinoso, empezó a tocarse sus genitales sobre el pantalón, llegando a extraerlos del mismo y exhibirlos». El mismo día, horas después, siguió a la pequeña cuando esta fue a tirar la basura, «preguntándole si estaba sola», aunque se largó cuando vio que llegaba un vecino.

En dos ocasiones más, la niña vio al individuo debajo de su balcón, tocándose y haciéndole gestos para que bajase. La última vez, la menor avisó a su madre, y esta tomó fotos del sospechoso y hasta un vídeo, que luego aportó con la denuncia que interpuso en el cuartel de la Guardia Civil.

Además de la pena de cárcel, el juez ordena que el hombre no se acerque a la niña en los próximos dos años. Tampoco podrá comunicarse con ella por ningún medio, establece la sentencia.

La Audiencia Provincial confirmó esta resolución, que se apoya especialmente en la credibilidad de la declaración de la víctima.

El acusado, originario de Marruecos, se encuentra actualmente en libertad.

¿Se manifestarán las feministas?

¿Alguien se imagina qué pasaría si el detenido por enseñar sus genitales a una menor hubiera sido un hombre, español, blanco y heterosexual?

La noticia arrasaría por todos los medios de comunicación. Abriría telediarios, informativos y portadas de los principales periódicos digitales. Los políticos condenarían públicamente los hechos hasta la saciedad. Las tertulias echarían humo con la presencia de supuestos expertos en violencia de género, que vomitarían bilis contra el terrorismo machista y el heteropatriarcado. ¡Nos están matando! Y las feministas se prepararían para volver a quemar las calles. Como el abusador sexual es un inmigrante marroquí, ni siquiera te lo contarán. Otro caso aislado.

Con MEDITERRÁNEO DIGITAL, al lobby del feminismo y la ideología de género, a los progres, se les acabó el chollo. Están muy nerviosos porque les queda muy poco para seguir viviendo del chiringuito. Ya no engañan a nadie.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.