Mundo

La OMS alerta: un nuevo virus podría extenderse por el mundo en 36 horas y matar 80 millones de personas

virus gripe

Un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que una enfermedad similar a la gripe podría extenderse por el mundo en apenas 36 horas y matar a 80 millones de personas, algo similar a lo que ocurrió en 1918 con la llamada gripe española, que provocó la muerte de 50 millones de personas.

La Junta de Monitoreo de Preparación Global (GPMB), un equipo de expertos en salud dirigido por un ex jefe de la Organización Mundial de la Salud, ha elaborado un informe en el que indican que un brote similar, con una población que viaja constantemente, podría tener consecuencias mucho peores, por lo que han hecho un llamamiento a los líderes mundiales para que tomen las precauciones necesarias para evitarlo. 

El informe refleja que "la amenaza de una pandemia que se extienda por todo el mundo es real" y aclara que "un patógeno de rápido movimiento tiene el potencial de matar a decenas de millones de personas, desestabilizar las economías y amenazar la seguridad nacional".

El informe, llamado "Un mundo en riesgo" lamenta que los esfuerzos actuales para prepararse para estos brotes, como ocurrió con el Ébola, son "extremadamente insuficientes" y que las recomendaciones realizadas en informes interiores han sido ignoradas por los líderes mundiales.

El GPMB está encabezado por el Gro Harlem Brundtland, ex primer ministro noruego y director general de la OMS, y el Alhadj As Sy, secretario general de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. "Muchas de las recomendaciones revisadas se implementaron mal o no se implementaron en absoluto, y sigue habiendo brechas graves", afirma el trabajo del GPMB.

'Durante demasiado tiempo, hemos permitido un ciclo de pánico y negligencia cuando se trata de pandemias: aumentamos los esfuerzos cuando hay una amenaza grave, y luego nos olvidamos rápidamente de ellos cuando la amenaza desaparece. Ya es hora de actuar", indica.

El informe incluye un mapa del mundo con una lista de posibles infecciones que podrían provocar pandemias. Los divide en dos grupos: nuevos y reemergentes. Entre los primeros, están los virus Ébola, Zika y Nipah, y cinco tipos de gripe. En el segundo grupo, incluye el virus del Nilo Occidental, la resistencia a los antibióticos, el sarampión, la mielitis flácida aguda, la fiebre amarilla, el dengue, la peste y la viruela humana.

El GPMB advirtió de que "existe una amenaza muy real de una pandemia altamente letal y de rápido movimiento de un patógeno respiratorio que mata de 50 a 80 millones de personas y destruye casi el cinco por ciento de la economía mundial. Una pandemia global en esa escala sería catastrófica, creando estragos, inestabilidad e inseguridad generalizados. El mundo no está preparado. En el caso de una pandemia, muchos sistemas nacionales de salud, particularmente en países pobres, colapsarían".

"La pobreza y la fragilidad exacerban los brotes de enfermedades infecciosas y ayudan a crear las condiciones para que padezcan las pandemias", dijo Axel van Trotsenburg, director ejecutivo interino del Banco Mundial y miembro del equipo de expertos.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, pidió a los gobiernos que "presten atención a las lecciones que estos brotes nos están enseñando" y que "arreglen el techo antes de que llueva".

En sus recomendaciones, el equipo dijo que los gobiernos deben destinar fondos para poner en marcha los protocolos y hacer simulacros de forma rutinaria.

Finalmente, la OMS avanzó que a principios del año que viene habrá otra pandemia de gripe, causada por virus en el aire, que será inevitable, y que el mundo debería estar preparado para combatirla.

¿La historia se repite? Los neandertales se extinguieron por los virus que llegaron desde África

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.