Mundo

Una campaña de televisión anima a la gente a 'mezclarse' con los africanos

suecia-ha-muerto

"Suecia ha muerto". Hay que dejar espacio al "nuevo país" que está naciendo. Esta es la esencia de un anuncio televisivo que durante los últimos meses han estado emitiendo los principales canales televisivos suecos y que refleja a la perfección la teoría del "gran reemplazo", que apela a la sustitución de la población europea original por emigrantes provenientes, fundamentalmente, de países musulmanes de Africa.

El spot ha sido realizado por la organización no gubernamental sueca "IM" (Individuell Människohjälp), una oenegé financiada en parte por el Gobierno de Estocolmo (socialistas + ecologistas). Se trata de una fundación comparable en sus objetivos de extrema izquierda a los de la Open Society Foundation de George Soros.

Soros invierte 500 millones de dólares para traer a Europa más refugiados https://t.co/ZIYj89N2TU pic.twitter.com/qN2F9ynuTW

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 6 de julio de 2017

La película, que en su contenido parece una producción de ciencia-ficción distópica, celebra abiertamente el genocidio natural y el reemplazo de los suecos étnicos en su propio país. De hecho, se dice a los suecos que han de aceptar el "cambio irreversible" de su nación y se les pide que se integren en "el nuevo país" moldeado por una inmigración masiva y sin restricciones desde países del tercer mundo países.

La escena de apertura del anuncio resulta sumamente gráfica: "No hay vuelta atrás. Suecia nunca será lo que una vez fue". Y, según van transcurriendo las imágenes, que muestran rostros de inmigrantes procedentes de diferentes lugares del mundo adornados con una suave música ambiental, se señala que los "antiguos suecos establecidos" tienen que hacer lugar a "los nuevos suecos".

Estocolmo, primera capital de Europa que ya controlan los musulmanes https://t.co/Vu12fSngBU #Islam #Refugiados #Sharia #Corán pic.twitter.com/i7gj2r9afs

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 30 de junio de 2017

Según la película, el lugar de la tierra llamado "Suecia" es simplemente un "espacio seguro para las personas que buscan refugio" y, a medida que los "viejos suecos" se están extinguiendo debido a las bajas tasas de natalidad y a las familias que huyen del barco hundido que es la actual Suecia en manos de la extrema izquierda, se dice que los restantes suecos étnicos habrán de ser "tolerantes" y tendrán que vivir "al lado del futuro", una Suecia habitada mayoritariamente por inmigrantes.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.