Un somalí, abatido en Bruselas tras atacar a dos soldados al grito de '¡Alá es grande!'

bruselas-atentado

Dos militares belgas han abatido esta tarde noche a un hombre armado con un cuchillo que los atacó mientras patrullaban cerca del centro de Bruselas. El hombre ha sido atendido por los servicios de emergencia y habría fallecido minutos después del atentado, que ha confirmado el incidente al diario Le Soir.

Las autoridades no han dado más detalles sobre la identidad del atacante o sus motivos o sobre el estado de salud de los soldados, que habrían resultado levemente heridos, según La Libre Belgique.

"La situación está bajo control", ha asegurado un portavoz oficial. Un fuerte dispositivo de seguridad se ha desplegado en la zona entre agentes y soldados.

"Todo el apoyo a nuestros militares. Los servicios de seguridad permanecen alerta. Seguimos la situación de cerca desde el centro de crisis", ha asegurado en su cuenta de Twitter el primer ministro, Charles Michel.

A las 22.00 la Fiscalía Federal se ha hecho cargo de la investigación, según el ministro del Interior, Jan Jambo. Lo que podría indicar que se baraja la hipótesis de terrorismo o radicalismo, pues es la oficina encargada de coordinar esos temas.

El ataque se ha producido hacia las 20.20 de la tarde, en una céntrica calle de la ciudad. Una de especial vigilancia, pero donde también se registran, sobre todo los fines de semana, altercados. El ministro de Justicia, Koen Geens, ha agradecido a los militares su actuación. "Gracias a nuestros valientes soldados por su intervención en Bruselas. Les deseo una pronta recuperación. Nos mantenemos alerta".

Según ha indicado a Le Soir, el hombre, cuya identidad ya conocen, no estaba fichado por vínculos con el terrorismo.

Hoy también, un cóctel Molotov fue arrojado contra la comisaría de Marolles, también en la capital. El agresor huyó. La policía de Bruxelles-Ixelles no cree que haya vínculo entre los dos hechos, pero investiga. El ministerio de Interior, Jan Jambon, ha asegurado que la investigación está abierta.

La televisión pública apunta a que el atacante sería un hombre de origen o nacionalidad somalí, de unos 30 años, y que habría gritado "Allah Akbar", algo que no ha sido confirmado todavía oficialmente.

Desde los atentados en Bruselas de marzo de 2016, el Gobierno sacó al ejército a la calle y los militares patrullan el centro de la ciudad, el barrio europeo y los principales lugares turísticos. A principios de verano dos soldados mataron a un hombre que hizo explotar una maleta e intentó provocar una matanza en la Estación Central de la ciudad.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.