Un hombre 'con problemas psíquicos' hiere a 7 personas con un hacha en Düsseldorf

dusseldorf-estacion

Al menos siete personas, entre ellas dos mujeres, han resultado heridas en un ataque con hacha cometido este jueves 9 de marzo por la noche en la estación de trenes de la ciudad alemana de Düsseldorf, en el estado federado de Renania del Norte Westfalia. El principal sospechoso, un varón de 36 años de origen yugoslavo "con problemas psíquicos" ya ha sido detenido. La estación ha sido evacuada y el tráfico ferroviario cortado hasta pasadas la 1.00 horas de la madrugada.

Todos los heridos han sido trasladados a diferentes hospitales. No peligra la vida de ninguno, a pesar de que tres de ellos están en estado grave. Pese al fuerte operativo puesto en marcha, la Policía ha evitado hasta el momento utilizar palabras como "agitación" o "terror", para que no cunda el pánico ante un posible nuevo ataque terrorista.

Medios locales informaron en un primer momento de tres detenidos, pero más tarde se ha demostrado que sólo hubo un atacante y que los otros detenidos fueron puestos en libertad al confirmarse que solo había un sospechoso. El detenido ha sido conducido a un centro sanitario ya que en su huida de la Policía saltó de uno de los puentes que atraviesan las vías y al caer sufrió heridas graves.

De momento, las agencias de prensa internacionales y las autoridades alemanas han evitado vincular el atentado con el yihadismo islámico, aunque no han trascendido más datos sobre el autor de la masacre.

"Estábamos en el andén y esperábamos un tren. El tren llegó y de repente una persona con un hacha salió y atacó a la gente", indicó un testigo sin identificar citado por Bild. "Había sangre por todos lados", agregó.

La Policía renana no ha especulado sobre los motivo de una agresión que, por el arma utilizada, recuerda al ataque con hacha cometido en un tren el pasado mes de julio en el estado federad de Baviera.

En aquella ocasión el joven afgano de 17 años hirió de gravedad con un hacha y un cuchillo a cuatro pasajeros de un tren que viajaba entre las ciudades de Treuchlingen y Wurzburg con 30 personas a bordo. El agresor fue abatido por la policía. Un día después, el autodenominado Estado Islámico (IS) reivindicaba el ataque a través de la agencia Amaq. Al asumir la autoría, la fuente citada por Amaq, aseguró que el joven "ejecutó su operación en respuesta a los llamamientos de atacar a los países de la coalición que combate contra el IS".

La población y autoridades alemanas están muy sensibilizadas con la amenaza del terrorismo yihadista, especialmente tras el atentado cometido el pasado mes de diciembre en un mercado navideño en Berlín, en el que doce personas perdieron la vida y varias decenas resultaron heridas al ser arrolladas por un camión conducido por el tunecino Anis Amri. El atentado fue reivindicado por el IS días después, declaración que no llegó a cuestionarse pues los servicios de seguridad detectaron un video en el que Amri juraba lealtad a ese grupo terrorista.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.