Mundo

Trump, Presidente de Estados Unidos

trump

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha jurado este 20 de enero de 2017 su cargo en el Capitolio de Washington, sede del Congreso, como 45º presidente de los Estados Unidos.

En su discurso inaugural, Trump ha querido dar las gracias a todos los presidentes que han acudido al acto, a todos los americanos y "al mundo entero que nos está mirando". "Ciudadanos del mundo, gracias", ha arrancado Trump. "Juntos vamos a determinar el curso de América y el mundo por muchos muchos años que vendrán", ha añadido.

"Estamos transfiriendo el poder de Washington DC y dándoselo a vosotros, a la gente", ha sido una de las primeras proclamas que ha lanzado el nuevo presidente. "Washington floreció, pero el pueblo no compartió su riqueza".

"Este momento es vuestro momento, pertenece a vosotros", "a todos los que están reunidos", es "vuestro día, es vuestra celebración". "Lo que realmente importa es si nuestro Gobierno está controlado por el pueblo". El 20 de enero "será recordado por el día en que el pueblo volvió a controlar la nación"."Compartimos un destino glorioso", ha dicho Trump.

"Los hombres y mujeres olvidados de nuestro país no serán olvidados por mucho tiempo. Todo el mundo será escuchado ahora", ha dicho. "Nuestro país está controlado por la gente". El nuevo presidente ha hecho referencia al mal estado de las industrias norteamericanas y ha señalado que "esta carnicería americana para aquí y ahora".

"Compartimos un destino glorioso", ha dicho Trump y ha prometido que los trabajos y la educación serán fortalecidas durante su administración. "Nosotros hemos hecho otros países ricos mientras que la riqueza, la fortaleza y la confianza de nuestro país ha disipado nuestro horizonte. Una por una, las industrias han dejado nuestras fronteras". "La riqueza de nuestra clase media ha sido arrancada de sus hogares y redistribuida por todo el mundo".

"Sólo será América primero", ha proclamado, prometiendo a todos los reunidos que "recuperaremos nuestros puestos de trabajo, nuestras fronteras, nuestros sueños".

"Yo lucharé de nuevo con todo el aliento en mi cuerpo y nunca lo dejaré. América volverá a empezar a ganar de nuevo y ganará como nunca antes". "Nosotros seguiremos dos simples reglas: comprar americano y contratar americanos", ha continuado su discurso el republicano. 

También ha tenido palabras contra el terrorismo islamista. "Nosotros nos uniremos el mundo civilizado contra el terrorismo islamista radical, el cual nosotros erradicaremos completamente de la faz de la tierra".

"Cuando abres el corazón al patriotismo, no hay espacio para el prejuicio", ha añadido. "Nosotros debemos pensar grande y soñar grande. No aceptaré políticos que hablen y no actúen, constantemente quejándose, pero nunca haciendo nada. El tiempo para conversaciones vacías ha acabado, ahora llega la hora de la acción. No permito a nadie que diga que no puede hacerlo", ha añadido."Un nuevo orgullo nacional elevará nuestras miradas y curará nuestras visiones", ha subrayado. "Es tiempo para recordar que toda la sabiduría de nuestros soldados no será olvidada. Que si nosotros somos negros o marrones o blancos, nuestra sangre roja de patriotas es la misma".

"Make America great again"

"Escuchad estas palabras. Vosotros no volveréis a ser ignorados otra vez. Juntos volveremos a hacer América rica otra vez. Nosotros haremos una América orgullosa otra vez. Y sí, juntos haremos América grande de nuevo. Dios bendiga América". Así ha finalizado su discurso el presidente número 45 de los EEUU, haciendo referencia a su eslogan de campaña.

Esta frase también es parte de su merchandaising de campaña, compuesto por gorras, camisetas o chapas que se han visto continuamente en los actos del republicano antes del 8 de noviembre y que parece que continuarán estando presente en el día a día de EEUU.

Trump ha aparecido con un traje oscuro, camisa blanca y corbata roja. En primera fila, Barack Obama y su mujer han saludado al nuevo presidente de EEUU. Junto a Trump, su esposa, Melania, y todos sus hijos.

En el multitudinario acto, empañado por un grupo de activistas contra Trump que han causado disturbios rompiendo escaparates en Washington, ha estado presente la que fuera contrincante del republicano en las elecciones del pasado 8 de noviembre, Hillary Clinton, que ha acompañado a su marido, el ex presidente de EEUU, Bill Clinton. George W. Bush, también ha estado presente en la toma de posesión.

El mundo ya mira expectante al nuevo inquilino de la Casa Blanca.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.