Mundo

Masacre en la escuela: un alumno LGTBI dispara contra todos los que se referían a él en femenino

colorado denver tiroteo

Dos adolescentes abrieron fuego en un colegio de Colorado, EE.UU. y convirtieron lo que era una jornada común en una auténtica pesadilla.

Dos estudiantes de 16 y 18 años del colegio STEM en el barrio de Hihglands Ranch en Denver, irrumpieron en su colegio con una maniobra propia de estrategias militares. Una planificación previa, un acondicionamiento mental, acceso a armamento en cajas de seguridad y el objetivo claro de instalar terror fueron los pasos a seguir por Alec McKinney (presuntamente cerebro del ataque) y Devon Erickson (presunto cómplice).

Con el saldo de un estudiante fallecido y otros ocho heridos gravemente y a menos de un mes del vigésimo aniversario de la masacre de Columbine, la región vuelve a sufrir un ataque, desgraciadamente muy común en tierras estadounidenses en las que la libre circulación y tenencia de armas es una realidad. Habiendo dado el aviso a las autoridades desde el colegio y esperando a su arribo, al menos dos estudiantes (entre los actualmente gravemente heridos) se enfrentaron directamente a los agresores permitiendo que algunos otros pudieran salir corriendo y escapar.

La izquierda obligará a los niños de 0-6 años a tener experiencias LGTBI

Sin embargo, este caso tiene sin duda una distinción abrumadora: la aparente motivación de los estudiantes que dispararon hasta en ocho ocasiones a sus pares, también estudiantes de secundaria. Inmediatamente después de ser apresados por las autoridades locales, Devon Erickson, quien creen que fue inducido por Alec McKinney confesó que había sido obligado a formar parte de este suceso en favor de salvaguardar su propia vida.

Alec McKinney, argumentó que, tomándose la justicia por su mano, estos ataques son la respuesta a continuas persecuciones y “bullying” por parte de sus compañeros respecto a la identidad de género con la cual se identifica. Una fría venganza que sin duda permite analizar las consecuencias trágicas de lo que puede ser un trastorno de identidad de género y cómo se percibe esto en la sociedad.

Los colegios de la Comunidad Valenciana tendrán 'lavabos mixtos' para niños trans

Durante una entrevista con la policía, Erickson le dijo a la policía que McKinney le envió un mensaje de Snapchat la noche anterior y le decía que no fuera a la escuela al día siguiente porque McKinney quería vengarse "de mucha gente". McKinney se identifica como hombre y le dijo a la policía que los compañeros de clase lo llamaban "asqueroso", se burlaron de él y lo llamaron repetidamente "como ella".

McKinney "dijo que quería que los niños en la escuela experimentaran cosas malas, que sufrieran un trauma como lo había hecho en su vida", dice el documento. "Quería que todos en esa escuela sufrieran y se dieran cuenta de que el mundo es un mal lugar".

El Gobierno prohibirá el Día del Padre y el Día de la Madre para no ofender a los gais

La investigación aún sigue su curso debido a la edad de los implicados y sus correspondientes estudios psíquicos. Por ahora la policía no descarta ninguna hipótesis, pero ya tienen en su poder una carta, presuntamente escrita por McKinney en la que figuran nombres y apellidos como posibles objetivos y que coinciden con las personas que habrían ejercido burlas hacia él.

Un suceso que sin duda vuelve a situar en agenda social la discusión sobre la libre circulación de armas en los Estados Unidos pero que, además, a esto se le añade el factor psicoanalítico de quienes potencialmente pueden acceder a estos objetos tan cotidianos y cada vez más accesible para los más jóvenes.

Disney estrena la primera serie para niños con una historia de amor gay

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.