Última actualizaciónLun, 01 Jun 2020 5pm

Mundo

¡Putas amas! Álvarez de Toledo y Arrimadas machacan al Director de TV3 en su cara

 cayetana arrimadas

Imposible pedir más. Cayetana Álvarez de Toledo, candidata del Partido Popular, e Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, empezaron el Debate a seis de TV3 arremetiendo ¡contra el moderador! En su casa. En su plató. Delante de todos los catalanes. Y en su puta cara. Un momento para la historia de la televisión.

El valenciano Vicent Sanchís, Director de la cadena, separatista radical, puesto a dedo por los partidos nacionalistas, e imputado por el Tribunal Supremo en el juicio del procés, acusado de poner la televisión pública, que pagan todos los catalanes, al servicio del golpe de Estado del independentismo catalán. Absolutamente memorable.

[Las mejores frases del Debate de TV3]

Ha abierto fuego Cayetana Álvarez de Toledo. El arranque del debate ha consistido en confrontar a todos y cada uno de los candidatos con las promesas que ellos mismos o sus predecesores hicieron en las elecciones de 2016. Y la gran mayoría se han quedado sin cumplir. La diigente popular ha escuchado como el anterior candidato del PP, Jorge Fernández Díaz, se abría hace tres años a revisar la financiación de Cataluña. En su turno de repuesta, ha subrayado que las cosas han cambiado y que en España se está viviendo una “anomalía”.´Y ahí ha venido el primer zasca de la noche

“Un ejemplo de anomalía democrática es usted, señor Sanchis, director de esta casa, moderador de este debate, y que está procesado por desobediencia en una operación de asalto a la legalidad constitucional”, ha asegurado Álvarez dirigiéndose al director de la televisión pública mientras sonreía. “Es verdad que no es la única anomalía. La anomalía es que desde esta casa se maltrate e incluso se humille a la mitad de los catalanes. Una vez ha finalizado la candidata, el moderador, con mirada sarcástica, se ha limitado a responder: “A mi no me pueden interpelar, yo no presento a las elecciones”. Impagable.

Pero lo mejor todavía estaba por llegar. Era el turno de Inés Arrimadas, candidata de Cs. La líder de la oposición en Cataluña fue directa a entrar a matar a uno de sus viejos enemigos de cabecera. El Director de TV3 llegó a decir que no la invitaba a la cadena pública porque cuando ella salía los catalanes, cambiaban de canal. Tal cual.

[El director de TV3 afirma que cuando sale Inés Arrimadas los catalanes cambian de canal]

“Sí, estamos en una situación anómala. Y una de ellas es que la televisión pública de Cataluña es una maquinaria separatista. Y es una anomalía y se lo tengo que decir que usted, no solo está procesado por poner esta casa al servicio del golpe de Estado que se produjo, si no que además usted está reprobado por el Parlamento de Cataluña desde el año 2017. Usted nos saca cosas previas de nuestros compañeros, yo le voy a sacar una cosa previa de usted. Usted dijo que se ponía al servicio del Parlamento y que iba a estar al frente de la televisión hasta que el Parlamento lo dijera. Pues bien, incluso el Parlamento de Cataluña le ha dicho que se vaya y usted sigue aquí cobrando los 110.000 euros que cobra”.

Una lluvia de zascas impagable. Inaudita. En su cara. Y en pleno prime-time.

“Eso es una anomalía y yo le pido, como le hemos pedido en el Parlamento de Cataluña, que deje de ser el conseller de propaganda del Govern, que cobra además como un conseller, que deje de ser un comisario político. Y como quiero facilitarle las cosas para que usted dimita lo más pronto posible para que usted dimita lo más pronto posible, le he redactado su carta de dimisión, para que usted cumpla con lo que dice el Parlament de Cataluña y sobre todo con lo que dice la Justicia. Porque es una vergüenza que todos los que nos están viendo hoy tengan que pagarle 110.000 euros”.

Puta ama.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.