Puigdemont, el 17 de noviembre ante el Tribunal que decidirá su extradición

puigdemont-declaracion

El viernes 17 de noviembre tendrá lugar la primera audiencia sobre la ejecución de la euroorden emitida por la justicia española contra el ex presidente Carles Puigdemont y cuatro ex consejeros, informa AFP.

Según publica el diario El Mundo, la audiencia ante la Chambre du Conseil (Cámara del Consejo) tendrá lugar a las 14.00 horas. Los cinco ex responsables catalanes quedaron ayer en libertad condicional tras comparecer ante un juez de instrucción. Legalmente, los magistrados tenían un plazo máximo de 15 días desde ese momento para celebrar su primera vista.

Desde la Fiscalía de Bruselas, no obstante, no confirman la fecha del 17 de noviembre y apuntan que podría ser incluso antes.

Puigdemont y los cuatro ex consellers que le acompañan en Bruselas, Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura) quedaron en libertad provisional con medidas cautelares, con lo que no tendrán que ingresar en prisión mientras la instancia superior, la Chambre du Conseil, se pronuncie. Hasta entonces, no podrán abandonar Bélgica, tendrán que comunicar una dirección fija y deberán presentarse ante las autoridades judiciales y policiales cuando así les sea requerido.

Puigdemont y los cuatro consejeros se personaron a primera hora de la mañana de ayer en la Comisaría de la Rue Royale 202. Media hora después, Paul Bekaert, el letrado contratado el lunes, entró a pie en la sede de la Fiscalía de Bruselas, en el número 4 de la Rue de Quatre Bras, frente al Palacio de Justicia de la capital, donde los periodistas llevaban montando guardia desde el sábado. Y unos minutos después, en vehículos policiales, el resto de la comitiva llegó al edificio.

«Fueron puestos en custodia a las 9.17 horas, y en la presencia de sus abogados se les notificó oficialmente la Orden Europea de Arresto. Siguiendo los procedimientos un juez de instrucción se hará cargo», explicó Gilles Dejemeppe, portavoz de la Fiscalía de Bruselas (diferente a la Federal). «No iban esposados porque no suponían una amenaza para los agentes ni había riesgo de fuga. La entrega estaba pactada y han cumplido», confirmó.

El detalle de la entrega pactada es crucial. Por un lado se eludía la viralidad y un icono que habría sido usado en su contra, por ejemplo durante una campaña electoral. Las medidas cautelares, por cierto, no prohíben a Puigdemont ser candidato, al menos de momento, por lo que podría participar en actos desde Bélgica, ahora que su partido lo ve como candidato.

Pero además, de ello el grupo dio muestras de su compromiso y que, tal y como había anunciado en un tuit muy estudiado el día anterior, «estaba preparado para cooperar completamente con la Justicia belga», la «justicia verdadera».

La pelota pasa ahora al tejado de la Chambre du Conseil, que el 17 de noviembre debe pronunciarse sobre la petición de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Sobre si los delitos de malversación, prevaricación, desobediencia a la autoridad, rebelión y sedición son suficientes. O si, contra lo que argumentará su letrado, hay riesgo de que en España no pueda tener un juicio justo ni se respeten los derechos fundamentales.

Sea cual sea su decisión, las partes pueden recurrir hasta dos veces, primero a una corte de acusación y luego a la de casación. Por lo que el trámite se irá probablemente hasta 60 días, pasadas las elecciones del 21-D, o incluso a 90, en «circunstancias excepcionales».


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.