Última actualizaciónJue, 04 Jun 2020 2pm

Mundo

¿Notre Dame, caso aislado? Incendian y profanan 12 iglesias en Francia

notre dame paris

Arde Notre Dame en París, llora Francia y el mundo contiene la respiración. Símbolo de la cultura europea, el incendio de la mítica catedral de la ciudad de la luz se suma a una trágica semana en la que, por extrañas y todavía desconocidas circunstancias, una docena de iglesias han sido profanadas, quemadas y saqueadas en todo el país. Algo quue va mucho más allá que una triste casualidad.

[Incendio en la Catedral de Notre Dame de París]

En Nimes (departamento del Gard), cerca de la frontera con España, la iglesia Notre-Dame des Enfants (Nuestra Señora de los Niños), ha sido profanada de manera particularmente odiosa: unos desconocidos pintaron una cruz con excrementos humanos, saquearon el altar mayor y el sagrario y robaron las hostias, que fueron descubiertas más tarde entre montones de basura.

Así mismo la iglesia de Notre-Dame en Dijon (departamento Côte-d’Or), en el este del país, sufrió el saqueo del altar mayor y las hostias fueron extraídas también del tabernáculo, esparcidas por el suelo y pisoteadas.

En Lavaur, en el departamento meridional del Tarn, la iglesia del pueblo fue asaltada por unos jóvenes en aparente estado de embriaguez. El brazo de una representación de Cristo crucificado fue «torcido» para hacer creer que hacía un gesto obsceno.

En la periferia de París, en el departamento de Yvelines, varias iglesias han sufrido degradaciones de diversa importancia, en Maisons-Laffitte, en Houilles.

Sin tener un origen religioso o cultural particular, las profanaciones de la última semana tienen un carácter anticristiano evidente. Ebrios de un odio feroz, los vándalos desean dar a sus actos una clara dimensión antirreligiosa. En el caso de la profanación de las iglesias católicas, el vandalismo no está «firmado»: habla por sí solo: burlas atroces de la figura de Cristo en la cruz y profanación de altares mayores.

La jerarquía religiosa prefiere guardar púdico silencio. La Conferencia episcopal y varias personalidades se han limitado a subrayar esa amenaza anticristiana, esperando que la autoridad política y policial haga su trabajo. En ese marco, quizá tenga particular importancia el incendio de la iglesia de Saint-Sulpice, no lejos de la de Saint-Germain-des-Prés, dos emblemáticos monumentos nacionales.

Incitar al asesinato de blancos sale barato

Por otra parte, este martes se conoció que llamar al asesinato de niños blancos, ahorcando a sus padres, apenas cuesta en Francia 5.000 euros. Con remisión de pena. Esa es la condena con que el Tribunal Correccional de París castiga al rapero Nick Conrad (35 años), francés de raza negra, autor de un clip audiovisual (autoeditado) titulado «Ahorcar a los blancos», que desató un escándalo el otoño pasado.

Nick Conrad difundió varias versiones de una canción con letra que dice: «Yo entro en las guarderías, mato a los niños blancos, los cojo rápido… haced lo mismo: ahorcar a sus padres».

[Los musulmanes crean en París el primer barrio 'prohibido' para mujeres europeas]


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.