El mundo en vilo: Wuhan detecta un nuevo coronavirus mortal

A pesar de que el mundo continúa librando la mayor batalla de salud contra el SARS-CoV-2 y sus variantes, incluida la subvariante denominada 'Ómicron silenciosa', un equipo de científicos de Wuhan, lugar del origen de la pandemia actual, esto es, donde se dio el primer caso de SARS-CoV-2 que causa la COVID-19, han detectado un nuevo tipo de coronavirus que podría ser 'más mortal' que el actual. Por el momento, el nuevo coronavirus está bajo estudio.

Según el estudio, que se encuentra en preimpresión y, por lo tanto, aún no ha sido revisado por pares, la variante NeoCoV es un tipo de coronavirus descubierto originalmente en Sudáfrica. No se trata de una variante del coronavirus resultado de mutaciones, sino una cepa de coronavirus relacionada con el síndrome respiratorio del Medio Oriente o MERS-coronavirus, donde, en el pasado, hubo brotes en varios países de Oriente Medio.

Dos de los factores que han hecho saltar las alarmas de los científicos chinos son: que tiene una alta tasa de mortalidad y una alta tasa de transmisión. 

No hay precedentes de que exista en humanos. En este momento, solo se sabe que NeoCoV se propaga entre los murciélagos, pero muchos se preguntan si puede transmitirse a los humanos. Según los investigadores de Wuhan, la respuesta es afirmativa. Y en este caso, sería muy peligroso para la vida humana.

Asociado con el virus MERS-CoV, se descubrió en brotes en países de Medio Oriente en 2012 y 2015 y es similar al SARS-CoV-2, que causa el coronavirus en humanos.

NeoCoV fue identificado en una población de murciélagos en Sudáfrica, propagándose exclusivamente entre estos animales. Sin embargo, tal y como exponen en BioRxiv, su pariente cercano PDF-2180-CoV, sí puede infectar a los humanos. Según investigadores de la Universidad de Wuhan y el Instituto de Biofísica de la Academia de Ciencias de China, solo se requiere una mutación para que el virus se infiltre en las células humanas.

Según los científicos chinos, ni los anticuerpos generados por el coronavirus ni la vacunación contra la COVID-19 podrían proteger al cuerpo humano contra el NeoCov.

"NeoCoV no se puede curar con anticuerpos ni moléculas de proteína producidas por personas con enfermedades respiratorias", explican los investigadores en su estudio que está a la espera de ser revisado por pares. 

El virus es zoonótico, lo que significa que se transmite de los animales al ser humano por contacto directo o indirecto. El MERS-CoV se ha identificado en dromedarios en varios países de Oriente Medio, África y el sur de Asia. En total, 27 países han notificado casos desde 2012, lo que ha provocado 858 muertes conocidas debido a la infección y complicaciones relacionadas. 

Los principales síntomas del MERS incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Bill Gates predice que viene una pandemia 'mucho más mortal' que el coronavirus

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.