Las feministas prohibirán a las mujeres trabajar el 8 de marzo 'o serán heteropatriarcales'

 huelga-feminista

La Coordinación Estatal de la Huelga Feminista ha convocado un curioso paro para el próximo 8 de marzo: una huelga en toda España, pero sólo para mujeres. Se trata de un colectivo que, según cuentan en su propia web, nace en relación con el Paro Internacional de Mujeres que se convocó el pasado 8 de marzo y que por otra parte pasó bastante desapercibido.

Sin embargo, aquella experiencia ha animado a "diferentes colectivos y activistas feministas" a un proyecto más ambicioso para este 2018: una "huelga feminista" sólo para mujeres que "va más más allá de lo que se identifica como paro laboral porque la participación de las mujeres es nuclear en todas las esferas de la vida", así que propone no sólo no acudir a trabajar sino "alcanzar también otros trabajos y espacios: el de los cuidados, el consumo, la vida estudiantil y asociativa". Con ello esperan demostrar "que sin nosotras no se produce, y sin nosotras no se reproduce".

Las demandas de la convocatoria

Las convocantes aseguran que su intención es "quebrantar los privilegios de una sociedad patriarcal y capitalista, racista y heteronormativa" y ponen los antecedentes de su movimiento "en la tragedia que supuso para nuestras hermanas que fueron asesinadas, quemadas, acusadas de "brujas", para perpetuar el control del modelo social y económico masculino".

El catálogo de demandas y razones para la huelga es singularmente largo: "Contra las violencias machistas, por el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra vida, por la justicia social, la vivienda, la salud, la educación, la soberanía alimentaria, y la laicidad, contra el extractivismo y los tratados de libre comercio, la explotación y muchas otras luchas colectivas".

En algunos puntos, sin embargo, se producen ciertas confusiones entre las demandas que podríamos denominar personales, "reapropiarnos de la decisión sobre nuestro cuerpo y nuestra vida, reafirmar la fuerza política de las mujeres, lesbianas y trans" y otras mucho más genéricas y difícilmente conectadas con las anteriores: "(...) y preservar el planeta en el que vivimos".

23 páginas de explicaciones y exigencias

Las demandas y exigencias de la huelga se explican en un documento de 23 páginas en el que encontramos reivindicaciones tan llamativas como que se "eduque a los niños contra unas masculinidades violentas, posesivas, dominantes, y a las niñas para desarrollar su individualidad y salir del marco del amor romántico".

Uno de los apartados más chocantes del documento es el denominado "cuerpos", en el que se explica la lucha contra "el control de nuestra vida sexual" que es otro de los motivos para la huelga. En él se explica que ese control es una herramienta "del patriarcado para tratar de someter los cuerpos y las vidas de las mujeres, lesbianas y trans".

Así mismo, se denuncia que "se somete al embarazo y al parto a violencia obstétrica" y se plantea que una de las demandas de la movilización es exigir "al Estado, a la jerarquía católica, a los poderes patriarcales económicos y políticos y a la cultura machista (de nuestros amigos, padres, hermanos y vecinos), que respeten nuestra autonomía y libertad para tomar decisiones sobre nuestra sexualidad, nuestra corporalidad y nuestros proyectos vitales".

Por supuesto la huelga también tiene un apartado económico ya que las convocantes creen que "el patriarcado y el capitalismo con su lógica del beneficio y de la acumulación capitalista, van en contra de lo que proponemos, generan fuertes desigualdades, relaciones de poder y destrucción de los recursos y las condiciones necesarias para una vida digna".

Servicios mínimos

Como ya hemos comentado, la huelga no quiere limitarse sólo al ámbito laboral, sino que quiere extenderse también a "los cuidados" para "hacer patente que el sistema económico colapsaría sin nuestro trabajo cotidiano de cuidados".

Sin embargo, en este apartado aclaran que se prestarán unos "servicios mínimos" que garanticen "los cuidados que sean inexcusables e inaplazables para la atención de las personas que estén en situación de necesitar cuidados específicos o que requieren cuidados para actividades básicas de la vida diaria y no pueda cubrirlos otra persona".

Entre las labores que las huelguistas se negarán a realizar sí estarán "encargarte de llevar a los niños y niñas al colegio o de preparar la comida para otras personas", "responsabilizarte de limpiar, ni de cuidar a los nietos y nietas" o "atender el teléfono en tu asociación ni encargarte de la logística, ni tomar acta ni recoger los vasos de agua".

Huelga de consumo

Finalmente, otro apartado de la huelga será en el consumo, para lo que las huelguistas proponen "no comprar ni consumir ningún producto o servicio, más allá de los imprescindibles para la supervivencia y activismo de ese día", entre los que cita "electricidad, transporte, agua, alimentos, comunicaciones, etc." y otra serie de propuestas como "usar la bicicleta o desplazaros a pie" que "sirvan para construir estrategias de consumo alternativo, que respeten nuestros derechos y nuestras vidas".


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.