La policía detiene al primer porno-espía gay musulmán de la historia

porno-espia-gay

Roque era aparentemente un ciudadano ejemplar. Hasta este mes de enero, llevaba al milímetro las cuentas de la pequeña comunidad católica española en la parroquia de Krefeld, al oeste de Alemania.

Acudía con sus cuatro hijos y su mujer a las misas de la iglesia de Sankt Josef, empujando la silla de ruedas en la que está postrado uno de ellos. Ayudaba a organizar las peregrinaciones al santuario de Schönstatt por la Virgen de la Asunción, o las fiestas con jamón, paella, empanada y croquetas que reunían en torno a una mesa a los católicos de habla hispana.

Además, trabajaba en un banco. Incluso había creado una fundación que recaudaba fondos para niños discapacitados como el suyo. Por eso Enrique Vásquez, asistente pastoral de la parroquia de Krefeld, no da crédito a la historia inconcebible que hoy protagoniza su antiguo contable.

El "amable" y "generoso" Herr Roque Müslingham -por el apellido de su esposa-, nacido Roque Núñez Fuentes hace 51 años en Almería, es el presunto topo que ha puesto contra las cuerdas a los servicios secretos alemanes.

El caso, confirmado por el Gobierno federal, lo desveló el martes pasado Der Spiegel, aunque sin identificar al español. Según contaba la revista alemana, un espía de la agencia dedicada a la seguridad interior (la Bundesamt für Verfassungsschutz, Oficina Federal para la Protección de la Constitución) que estaba contratado desde abril para infiltrarse en círculos islamistas, había sido detenido por traidor.

Lo descubrieron porque en un chat extremista se declaró soldado de Alá, desveló su trabajo como espía, proporcionó información sensible y se mostró "dispuesto a todo" para atentar contra los "infieles".

Lo que no sabía era que quien hablaba con él en ese chat era en realidad otro agente secreto. Al día siguiente, este 16 de noviembre, lo arrestaron.

Su confesión, ya detenido, ha sorprendido aún más. Roque ha dicho que se convirtió al islam hace dos años, en secreto. Y que su propósito cuando fue a buscar trabajo a la agencia era ayudar a sus "hermanos" islamistas a infiltrarse en la inteligencia alemana. Varios medios aseguran incluso que el llamado "Maulwurf" (topo) planeaba un atentado contra la sede de la agencia en Colonia, aunque fuentes oficiales no lo confirman.

¿Y por qué lo hizo? Por "Alá", dijo; él se lo pidió.

Leer artículo completo publicado por el diario El Mundo

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.