Mundo

La mitad de la ternera y el cordero de Cataluña ya son sacrificados con el rito 'halal'

rito-halal

Más de la mitad de las piezas de origen bovino y ovino que se ponen a la venta en Cataluña son sacrificadas ya por el rito halal, el que permite a los musulmanes consumir esa carne sin vulnerar la ley islámica, pese a que la inmensa mayoría de consumidores no lo demandan. Y ni siquiera lo llegan a saber, dado que la normativa no obliga al comercio a informar al respecto.

Especialmente significativo es el caso del cordero, que llega al 49,4% de sacrificios según el rito 'halal', según las estimaciones de la Federación Catalana de Industrias de la Carne (Fecic), la referencia del sector. En el caso del ganado bovino, la cifra es del 40,4% entre sus asociados. Datos llamativos que parecen estar muy lejos de estabilizarse. El cordero que cumple con el rito islámico (y, en bastante menor medida con el de origen judío, el 'kosher') distribuido por Mercabarna ha pasado del 40% del 2012 al 61% del año pasado. En el caso de la ternera, la evolución ha sido del 51% al 59% en apenas cuatro años.

Según datos que publica El Periódico, por motivos de bienestar animal, la normativa europea obliga a aturdir al ganado antes del sacrificio en los mataderos, lo que lógicamente supone unos requisitos técnicos y de tiempo, pero permite excepciones por motivos religiosos. En el ritual 'halal', el animal debe estar consciente antes de ser desangrado. Desde un punto de vista de la calidad sanitaria, no hay cambios.

¿A qué se debe la creciente oferta de carne 'halal' en un mercado con una demanda residual? Un empresario del sector apunta al "empeoramiento del aspecto de la carne" si se recurre al aturdimiento del animal antes de matarlo, por las hemorragias que sufre si no se sacrifica a los pocos segundos, un extremo que reduce su sufrimiento pero que es inadmisible para musulmanes y judíos.

Aunque no todo el animal se destine al mercado musulmán, se mata con rito 'halal' para dar salida a todas sus partes.

Los musulmanes se rebelan contra el Estado: 'No tenemos que someternos a la Ley española'

El secretario general de Fecic, Josep Collado, explica el auge a partir de otros dos aspectos: la subida de carne exportada a mercados como el magrebí y el árabe (casi un 8% del total del bovino, por ejemplo) y por ser una demanda "no lineal" de estos productos. "Hay partes del animal con menos valor gastronómico para los autóctonos, pero de gran significado para los originarios de otra cultura, como vísceras y patas delanteras; aunque solo una parte del animal va a tener ese destinatario, toda su carne se habrá sometido al rito", detalla.

Todos los sectores admiten que el animal sufre sin aturdimiento previo. Aïda Gascón, presidenta de la asociación animalista Anima Naturalis, destaca que el padecimiento es "muy grande" en los métodos 'halal' y 'kosher', especialmente cuando acaban en el recinto cilíndrico, "como queda claro al escuchar sus bramidos". E incide en el estrés al que se ven sometidos, sin dejarlos inconscientes e incluso antes de eso, "teniendo en cuenta que este no es 100% efectivo".

Para Gascón, conviene seguir los pasos de Bélgica y evitar sufrimientos a los animales "sin que se interprete como un ataque a la comunidad islámica". Coincide Carlos López, de la asociación animalista Libera!, que confronta la excepcionalidad de la norma europea para "consideraciones religiosas sustentadas en creencias indemostrables", frente a estudios científicos que avalan que los animales, sobre todo los mamiferos, "al tener un sistema nervioso y limbico similar al de los humanos experimentan un dolor y emociones semejantes".

Podemos Animalista y la matanza de corderos musulmana: 'Son sus costumbres y hay que respetarlas'

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.