Guerra racial en EEUU: francotiradores negros matan a 5 policías blancos en Dallas

dallas1

Cinco policías han fallecido y otros siete y dos civiles han resultado heridos este jueves por la noche por disparos de francotiradores durante una manifestación contra la violencia policial en Dallas (Texas).

La emboscada, con detalles de inquietante sofisticación, se produjo al final de una manifestación de apenas unas 800 personas por el centro de la ciudad, convocada por grupos relacionados con el movimiento Black Lives Matter en protesta tras la muerte de dos hombres negros a manos de la policía en el transcurso de 48 horas.

El centro de Dallas ha amanecido este 7 de julio tomado por las fuerzas de seguridad, con las calles cortadas, la policía en estado de alerta y el sonido de los helicópteros encima de la ciudad. El lugar de la matanza, el edificio del Bank of America, estaba rodeado de coches de la policía.

Es no solo el suceso más trágico de este departamento, sino a mayor matanza de agentes de policía desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Los policías, que protegían la manifestación, fueron abatidos por al menos dos francotiradores que les dispararon desde una posición elevada. Fueron ejecutados a sangre fría en una emboscada. En estremecedores vídeos de testigos publicados en redes sociales, se escuchan los disparos de armas automáticas.

Las fuerzas de seguridad han detenido a tres personas. Un cuarto sospechoso que se había atrincherado en un aparcamiento del instituto de Formación Profesional, llamado El Centro College, próximo al lugar de los disparos, ha muerto.

El jefe de policía de la ciudad, Mike Brown, ha detallado que los agentes, tras horas de negociaciones, enviaron un robot con una bomba hasta su posición y murió por la detonación. Tanto Brown como el alcalde de la ciudad, Mike Rawlings, se negaron a facilitar ningún detalle sobre los sospechosos.

El jefe de policía, sin embargo, dijo a la prensa que el negociador había coseguido hacer hablar al sospechoso. "Dijo que estaba enfadado con Black Lives Matter, enfadado por los recientes tiroteos de la policía, enfadado con los blancos, dijo que quería matar blancos, dijo que no estabarelacionado con ningún grupo y que actuó solo".

Obama: 'Ha sido un ataque atroz, calculado y despreciable'

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha asegurado en una rueda de prensa en Varsovia, donde se encuentra para participar en la cumbre de la OTAN, que el ataque en Dallas en el que han muerto cinco policías y seis han resultado heridos "no tiene justificación posible". "Se hará Justicia", ha asegurado el mandatario estadounidense.

Tras enfatizar que "el Gobierno federal dará toda la asistencia que Dallas necesite para lidiar con esta tremenda tragedia", Barack Obama ha remarcado que se sabe todavía poco de los hechos.

"Estamos evaluado los hechos. Sabemos que fue un ataque calculado, atroz y despreciable", ha añadido, afirmando que la Policía estaba haciendo su trabajo durante una protesta racial en Dallas por la muerte de dos hombres afroamericanos desarmados a manos de policías blancos.

Obama ha condenado duramente el ataque y ha asegurado sentirse "horrorizado". "Estaremos unidos con el departamento de Policía. Hay muchos sospechosos y en las próximas horas sabremos más de sus motivos", ha añadido.

"La amplia mayoría de los policías hace su trabajo de forma extraordinaria, protegiéndonos a nosotros y a nuestras comunidades. Lo de hoy es una muestra de su sacrificio", remarcado Obama, que no ha querido pasar la ocasión de reseñar que "cuando la gente tiene armas poderosas hacen que estos ataque sean más sangrientos y hay que tener en cuenta esa realidad", en una clara referencia al debate de las armas en EEUU.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.