Gibraltar denuncia la 'incursión ilegal' en sus aguas de un buque de guerra español

buque-infanta-cristina

El Gobierno de Gibraltar se ha quejado de la presencia este martes de un patrullero de la Armada española en las aguas en litigio que rodean el Peñón, mientras que desde los Ministerios de Exteriores y Defensa de España se admite el paso de un buque en el marco de una operación de vigilancia "rutinaria de los espacios marítimos de soberanía española", pero se rechaza que haya habido "una incursión ilegal".

"España no reconoce otros derechos de Gran Bretaña más que aquellos que están incluidos en el artículo 10 del Tratado de Utrecht" ha asegurado un portavoz de Exteriores, según informa Reuters.

En un mensaje en su cuenta en Twitter, el Ejecutivo de Fabian Picardo ha denunciado una "incursión ilegal del patrullero de la Armada Infanta Cristina en las aguas territoriales británicas de Gibraltar", cuya soberanía España no reconoce a Reino Unido, bajo el argumento de que no las cedió en el Tratado de Utrecht de 1713.

Desde el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, que dirige las acciones del Infanta Cristina, un portavoz ha explicado a Europa Press que la Armada tiene desplegado durante casi todo el año un patrullero para vigilar las aguas de soberanía española y que recorre los espacios que van desde el mar de Alborán hasta el Golfo de Cádiz, separados por el Estrecho de Gibraltar.

Este martes ese patrullero pasó frente a las costas de Gibraltar entrando, según se desprende de la denuncia de Picardo, dentro del límite de las tres millas náuticas, que es el espacio marítimo que viene reivindicando el Ejecutivo británico como de su jurisdicción.

Sin embargo, España sólo reconoce a Reino Unido soberanía sobre las aguas del interior del puerto de Gibraltar, y no sobre las que rodean el Peñón. Esta posición se basa en que por el Tratado de Utrecht sólo cedió a la Corona británica la ciudad y el castillo de Gibraltar, junto con su puerto, defensas y fortaleza, no así el istmo -ocupado ilegalmente por los ingleses desde el siglo XIX-, ni las aguas circundantes ni el espacio aéreo suprayacente. Reino Unido, en cambio, alega que por la posterior Convención del Mar de Naciones Unidas tiene jurisdicción sobre las aguas que rodean el Peñón hasta las tres millas náuticas.

Estos episodios son recurrentes en las aguas que rodean el Peñón y cada vez que un buque español desarrolla operaciones acercándose a menos de tres millas náuticas de Gibraltar genera la correspondiente queja por parte de las autoridades británicas y gibraltareñas. En esta ocasión, el paso del Infanta Cristina frente a las costas de Gibraltar se enmarca en una operación de vigilancia rutinaria para proteger los espacios marítimos españoles frente a tráficos ilícitos de drogas o personas.

'Gran Bretaña declarará la guerra a España por Gibraltar'

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.