Las empresas podrán negarse a contratar a quien no quiera vacunarse contra el coronavirus

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Era un secreto a voces. Se veía venir. La presidenta del Comité Económico y Social Europeo (CESE), Christa Schweng, ha confirmado lo que todos sabíamos: "evidentemente es posible que las empresas eviten contratar a un trabajador si no quiere vacunarse contra la Covid-19". El que no se vacune, va a ser un apestado social. El Gran Hermano que profetizó Orwell a nivel global. Ya lo tenemos aquí.

"El trabajador —dice Schwengpuede decidir si quiere trabajar (para la empresa) o no" en caso de que se exija la vacuna para firmar un contrato, aunque "se tendría que ver si un empresario quiere sólo a personas vacunadas en su empresa". Es el primer paso.

Ante las campañas de vacunación que empiezan a presentar los gobiernos europeos, la presidenta del CESE no cree que la inyección tenga que ser obligatoria, "porque una vacuna es un ataque y cada uno debe decidir individualmente si lo quiere o no para sí mismo".

Y opina que los primeros que deben recibirla son el personal sanitario, "porque es quien más fácilmente está en contacto con los pacientes", y la población de riesgo de edad avanzada.

Schweng dice que "los contratos de la Comisión Europea (CE) con las farmacéuticas para garantizar vacunas para toda Europa" han sido "una buena idea", pues "con la actuación individual de los Estados miembros nunca hubiera funcionado tan bien".

El Gobierno ya no descarta que la vacuna contra el coronavirus sea obligatoria para todos los españoles

Bruselas ha cerrado acuerdos con Pfizer y BioNTech, AstraZeneca, Sanofi-GSK y Johnson & Johnson y ha concluido conversaciones con CureVac y Moderna.

Todas las vacunas deberán recibir antes la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), que ya ha dicho que no prevé evaluarlas, como pronto, antes de fin de año.

"Esta crisis ha demostrado lo importante que es Europa y (...) la cooperación europea" y "es aquí donde decimos que se necesita una Unión Europea de la Salud", comenta Schweng, justo un mes después de asumir el puesto en CESE, tras 22 años en la organización.

Esta austriaca es la quinta presidenta del órgano consultivo desde sus inicios en 1957 y, de los diez dirigentes que ha habido en lo que va de siglo XXI,.

Europa lanza la vacuna contra el coronavirus pero avisa que NO se responsabiliza de sus efectos secundarios


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.