El rey Harald, discurso a favor de la inmigración y la homosexualidad de los noruegos

rey-harald-noruega

En el marco de las celebraciones de sus 25 años en el trono, los reyes Harald y Sonia de Noruega invitaron el pasado viernes a 1.500 huéspedes llegados de todos y cada uno de los rincones de Noruega y Svalbard a una fiesta en el jardín de Palacio, que no es otro que el transitado (y público) Parque Real de Oslo. Ello puede resultar inaudito; sin embargo, lo que impresionó al país entero fue el discurso de bienvenida que pronunció el soberano de 79 años.

En un año en el que la inmigración ha marcado la agenda política noruega, que ha visto cómo se alejaba del tradicional humanitarismo escandinavo, el monarca sorprendió a los presentes -primera ministra incluida- y que rápidamente se hizo viral.

El rey Harald se preguntó qué es Noruega y, para sorpresa de muchos, su idea trascendió de la más tradicional. Además de aquellos provenientes de todos los rincones del país escandinavo, los noruegos -dijo- "han emigrado de Afganistán, Pakistán y Polonia, de Suecia, Somalia y Siria". Para recalcar: "Mis abuelos emigraron de Dinamarca y el Reino Unido hace 110 años", en referencia a los reyes Haakon VII (nacido como Carlos de Dinamarca) y Maud de Gales.

Prosiguió el monarca, ante la atenta mirada de los príncipes Haakon y Mette Marit, afirmando que los noruegos "son chicas a las que les gustan las chicas; chicos a los que les gustan los chicos, y chicos y chicas que se gustan", entre las sonrisas de los convocados.

"Los noruegos creen en Dios, en Alá, en todo y en nada" prosiguió. Y como muestra de más diversidad, el rey Harald explicó que a los noruegos les gusta tanto Edvard Grieg (el pianista y compositor más importante del país) como Kygo, nombre artístico del DJ Kyrre Gørvell-Dahll.

El rey Harald concluyó trasladando a los asistentes -entre los cuales no se encontraba, pese a estar previsto, su hija Marta Luisa- cuál es su mayor esperanza para Noruega. "Que cuidemos unos de otros, que sigamos construyendo este país mediante la confianza, el compañerismo y la generosidad, que sepamos que, pese a nuestras diferencias, somos un solo pueblo", dijo.

Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar, con miles de comentarios en la página de Facebook de la televisión pública estatal NRK.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.