Mundo

El puto amo: Jair Bolsonaro, nuevo presidente de Brasil

jair bolsonaro

Brasil ha dicho basta. Jair Bolsonaro, el candidato de la derecha alternativa, se ha alzado con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con un 55,63% de los votos, según datos oficiales del Tribunal Electoral. Su rival, el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, ha obtenido un 44,37%. Un triunfo sin paliativos para el líder identitario.

Bolsonaro (Campinas, Estado de Sao Paulo, 1955) lideraba todas las encuestas de intención de voto de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, haciendo gala de un discurso rompedor, sin complejos, totalmente alejado de lo políticamente correcto.

“Todos los compromisos que hicimos, los asumiremos (…) estoy muy agradecido por la confianza”, ha proclamado Bolsonaro en su primera comparecencia ante los medios brasileños. “Comenzaremos a ser un gobierno que pueda colocar a Brasil en un lugar importante”, ha manifestado entre la euforia de sus seguidores. 

El 'Donald Trump' brasileño

“El presidente de Estados Unidos acabó de llamarnos y nos deseó buena suerte. Obviamente fue un contacto bastante amigable”, afirmó anunciando que la primera llamada de felicitación que recibió fue de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, a quien considera como un modelo a seguir.

Bolsonaro, en un vídeo divulgado en su cuenta en Facebook, agregó que la política exterior de su Gobierno buscará la aproximación con países que han sido relegados por Brasil debido a que, afirmó, el Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó el país 13 años, primero con Luiz Inácio Lula da Silva y luego con Dilma Rousseff, tan sólo se acercó a los bolivarianos, con los que tenía proximidad ideológica.

El flamante presidente anunció que su política exterior acabará precisamente con esas “tendencias ideológicas”, acercará a Brasil a los países más desarrollados y recuperará el “respeto internacional”: “Queremos, sí, aproximarnos a varios países del mundo sin connotaciones ideológicas y por eso tenemos la necesidad de un buen ministro de Relaciones Exteriores que converse con todo el mundo”, sentenció.

El candidato que odia la izquierda

La campaña del candidato brasileño, defensor de la familia tradicional, y al que la izquierda ha calificado de machista, racista, militarista y homófobo, tuvo un antes y un después el pasado 6 de septiembre, cuando un comunista le apuñaló en el abdomen con un cuchillo de cocina.

Fue entonces cuando su figura traspasó las fronteras brasileñas y su fotografía apareció en los medios de comunicación de todo el mundo. ¿Quién era ese polémico político que había sido apuñalado mientras hacía campaña y que los analistas brasileños comparaban con Donald Trump?

Bolsonaro parece haberse granjeado las simpatías de los brasileños decepcionados con la política tradicional, la corrupción, los problemas económicos, la extrema pobreza y la violencia, que dejó en 2017 al menos 63.880 homicidios, batiendo el anterior récord por tercer año consecutivo. 

Brasil empieza una nueva etapa. Soplan vientos de cambio desde América Latina. Parabéns presidente! 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.