Mundo

El Gobierno desactivará el 155 si Puigdemont reniega públicamente de la independencia

 rajoy-puigdemont-155

El Gobierno sólo estaría dispuesto a impulsar la suspensión de las medidas previstas al amparo del artículo 155 si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, abjura de la independencia y en consecuencia asume la anulación decidida por el Tribunal Constitucional de las leyes del Referéndum y de Transitoriedad aprobadas por el Parlament de Cataluña los pasado días 6 y 7 de septiembre, además de proceder a la convocatoria de elecciones autonómicas en el marco de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg).

El Ejecutivo adopta así una posición firme que apenas deja resquicio alguno al president y lo hace en la convicción de que no entra en los planes de Puigdemont dar pasos atrás en su proceso independentista.

Pese a ello, el PP, al igual que el PSOE, han expresado su deseo de que el presidente de la Generalitat acepte la invitación del Senado, conforme a lo que dispone el propio artículo 155 y el Reglamento del Senado, y acuda a la Cámara, bien ante la comisión conjunta que se ha creado ad hoc para pulir las medidas del 155, bien ante el pleno de la Cámara que debe votar la autorización definitiva al Gobierno para que las ponga en marcha en el momento en que considere oportuno.

Si Puigdemont acepta, en ambos casos podría enfrentarse en un debate cara a cara con el propio Mariano Rajoy en el que también intervendrían los grupos de la Cámara. De acuerdo con el Reglamento de la Cámara el Gobierno puede asistir con voz pero sin voto a las reuniones en comisión.

La comisión conjunta que se ha constituido con miembros de la General de Comunidades Autónomas y de la Constitucional para elaborar el dictamen con las medidas definitivas del 155 que se someterán el viernes a votación en el pleno del Senado, ha decidido que el plazo de presentación de alegaciones por parte de la Generalitat finalizará el jueves a las 10.00 horas. Ese mismo día, a partir de las 17.00 horas será, de acuerdo con la decisión última de la Mesa de la Comisión, el momento oportuno para que Puigdemont, si lo desea, comparezca y explique sus argumentos. El presidente de la Generalitat también cuenta con la opción de comparecer el viernes ante el pleno de la Cámara Alta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.